México. 30 de enero del 2022. – Este Domingo el conjunto de Cincinnati dio la sorpresa, luego de derrotar a su similar de Kansas City Chiefs por marcador de 27-24.

La final de la Conferencia Americana entre Patrick Mahomes y  Joe Burrow  dos grandes líderes de ataque, que lo demostraron en cada una de las oportunidades para alentar a su equipo a llegar al Super Bowl LVI dieron un extraordinario trabajo, a pesar de ser interferidos dentro del encuentro.

Todo indicaba que el conjunto local tendría un duelo un tanto menos complicado como el que tuvieron esta tarde en el Arrowhead Stadium, que por cierto estuvo repleto y, fieles a su estilo, los aficionados no dejaron de alentar a su equipo.

El primer cuarto se pintó de rojo, gracias a la concentración de Mahomes y sus corredores, pues un pase del mariscal de campo hacia Tyreek Hill rompió el cero en la pizarra, para el primer touchdown de la tarde.

Instantes después, una jugada desde atrás de media cancha le dio la oportunidad a los visitantes de tener posesión del ovoide hasta llegar a zona de pateo y, así, aprovechar para colocar el 3-7 hasta el momento.

Para el segundo cuarto, una extraordinaria jugada hecha por Mahomes, quien estuvo a punto de ser capturado, salió de la bolsa y mandó un pase por el derecho para que Travis Kelce colocara la segunda anotación en y así sumar más unidades para los suyos (3-14).

Cuando el reloj se encontraba agonizando para terminar la primera parte, los Jefes pusieron una vez más los números a su favor, pues la tercera anotación llegó para alargar la brillosa a 3-21. Aunque no sin antes hacer que los Bengals sumaran para los suyos y discutirse una mejor segunda parte (10-21).

Con dicho resultado llegó el medio tiempo y con él las estrategias por cada uno de los headcoach llegaron para así buscar romper cualquier tipo de estadísticas que pudieran jugar en su contra, pues el duelo parecía estar de lado de Chiefs.

Parecía que Mahomes y los suyos tendrían un ‘día de campo’ previo al Super Domingo, pero Joe Burrow y compañia resurgieron para sumar tres puntos tras una nueva oportunidad de patada y, después, una intercepción a Mahomes puso en aprietos a la defensiva local, pues se encontraban a escasas yardas de zona roja.

Ese pase que fue intervenido por la defensiva visitante le costó el empate al encuentro, ya que al estar 13-21, Burrow y su cuadrilla se animaron a hacer una conversión que les favoreció en la pizarra y, así, igualar el encuentro a 21.

La tensión dentro del emparrillado dejó a cada uno de los jugadores más concentrados para terminar los últimos 15 minutos que se convirtieron en tensión, segundo a segundo, ya que las peligrosas jugadas llevaban más veneno.

Una vez más una patada de tres puntos acertada por McPherson, le dio la vuelta al marcador en el Arrowhead Stadium, que en cada oportunidad que tenían los aficionados de hacer su papel lo explotaron al máximo y más, cuando los suyos estaban ya debajo en el marcador 24-21, situación que parecía cada vez menos cómoda para Mahomes.

Una locura fue lo que ocurrió en los últimos segundos del encuentro, pues después de una agonizante jugada donde capturaron a Mahomes, dio espacio para una última patada para los locales e igualar a 24 el marcador y, así, irse a tiempo extra.

La última oportunidad entre ambas franquicias de quedarse con el único boleto para la AFC llegó, donde los Bengals hicieron lo propio al empujar en cada oportunidad que tuvieron los Jefes de para atrás, por lo que les resultó, ya que se quedaron con el ovoide en un pase que perdieron y eso, les dio la oportunidad de ir al frente.

Una vez más Burrow, quien nunca dejó de estar concentrado, hizo que su ofensiva llegara hasta la yarda 25 para que Evan McPherson pusiera la victoria con una patada que le dio el último resultado al encuentro.

Coneste final, el conjunto de los Cincinnati Bengals llega a su tercer Super Tazón en su historia, encuentro que alcanzaron por última ocasión el pasado 1998. Ahora esperan al vencedor de Los Angeles Rams y San Francisco 49ers.