Venecia. 07 de septiembre del 2022.-Brendan Fraser ha sido uno de los nombres más sonados en el Festival de Venencia, donde ha presentado su próxima película: ‘The Whale’, de Darren Aronofsky. En ella interpreta a Charlie, un hombre con obesidad mórbida que intenta reconstruir su vida y la relación con su hija tras muchos años desgastándose.

Esta actuación le ha valido una larga ovación durante su pase, que recibió emocionado y sin poder salir del auditorio, y ya se habla del actor incluso para los Oscar. Un éxito que le llega después de un largo parón en su carrera con papeles menores.

Como contaba en su momento a GQ, tuvo sus motivos para ello, tras atravesar un periodo de fama en los 2000 gracias a producciones como ‘La Momia’ o ‘George de la Jungla’, donde prescindía de dobles de acción. Una forma de trabajar que le acabó pasando factura: “Me estaba esforzando de una forma destructiva para mí”.

“Tenía que construir un exoesqueleto para mí cada día. Para cuando rodé la tercera parte de ‘La Momia’ (‘La tumba del emperador dragón’), tenían que reconstruirme con cinta aislante y con hielo”, recordaba Fraser. Esta situación le hizo pasar por quirófano varias veces, sin poder dedicarse plenamente a ningún rodaje: “Me practicaron una laminectomía y la primera operación no salió bien, hubo que repetirla”.

En lo personal, también vivió duros momentos a lo largo de una década: “Me cambié de casa, me divorcié, mis hijos crecieron… acontecimientos que te moldean de una manera para la que nunca estás preparado hasta que llegan”. Pero las alarmas saltaron en 2016 para sus fans, al verlo entrevistado en un canal de Youtube, visiblemente triste y apenado, promocionando la serie ‘The Affair’, donde tenía un papel testimonial. Como contó después, también se debía a situaciones personales: “Acababa de enterrar a mi madre y creo que aún estaba procesándolo”.

A todo lo que había vivido en esos 10 años, para Fraser se sumaba la polémica por una situación de acoso sexual que le hizo pasar Philip Berk, expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, la organización que celebra los Globos de Oro. Episodio que ocurrió en 2003 y le provocó una gran depresión, así lo contaba Fraser tiempo después: “Me pasó su mano izquierda por detrás, me agarró una nalga y uno de sus dedos me alcanzó el ano. Y luego la empezó a mover. Me puse malo. Me sentí como un niño con un nudo en la garganta”.

Algo que Berk ha negado rotundamente, pero, sin duda, la polémica fue otro de los detonantes para que Fraser se ocultara de los focos y pasara unos años sin ser visto: “No quería revivir lo que aquello me hizo sentir, ni tampoco quería que se convirtiese en parte de mi narrativa”

Brendan Fraser recuerda a ‘George de la Jungla en Venecia’

Aunque su momento estelar en la Mostra fuera durante la proyección de ‘The Whale’, Fraser también ha enamorado a la prensa del Festival de Venecia al responder a un periodista que le recordaba uno de sus papeles más emblemáticos: “Espero que tu hijo haya estado a salvo jugando a ‘George de la Jungla’. Muchos padres en todos estos años también me han dicho ‘buena película, mis hijos la aman, pero te odio porque ahora tienen 8 puntos”.

Con una sonrisa, el actor también se ha referido al momento por el que pasa su carrera ahora mismo y ha bromeado sobre su cambio de aspecto: “Me veía diferente aquellos días. Mi viaje hasta estar donde estoy ahora ha sido el de explorar cuantos personajes he podido”.

Y ha destacado especialmente el personaje que interpreta en ‘The Whale’: “Para mí Charlie es el personaje más heroico que he interpretado nunca porque su superpoder es ver el bien en los demás, y sacar eso de ellos, en su proceso de salvación”.