El cacao natural es uno de los alimentos más ricos en polifenoles, unos compuestos naturales con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y vasodilatadoras, que son beneficiosos para la salud. Además, aporta más de 50 nutrientes, siendo una gran fuente de energía de origen vegetal, fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales.

El cacao natural es un alimento idóneo para la función cognitiva y la neuroplasticidad en adultos, así lo demuestra una revisión sistemática realizada por María Ángeles Martín, Luis Goya y Sonia de Pascual-Teresa, investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC), la cual fue publicada recientemente en la revista científica Nutrients.

El trabajo pone de manifiesto que la ingesta de cacao natural, tanto puntual como continuada, puede tener efectos positivos en diversos procesos cognitivos.

Según una investigación, patrocinada por Nutrexpa y realizada por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, en España, el proceso oxidativo relacionado con factores de envejecimiento, es generado por radicales libres, moléculas agresivas producidas por radiaciones, polución, mala alimentación, humo del tabaco y oxígeno que respiramos, así como acumulación de toxicidad en general.

La neutralización de estos radicales está a cargo de ciertas enzimas, algunas vitaminas y diversos compuestos fenólicos. Por ello, se están adelantando investigaciones sobre alimentos ricos en sustancias antioxidantes, como las frutas y las verduras.

De acuerdo con este mismo trabajo, el cacao contiene dos tipos de polifenoles: la catequina y la epicatequina. Se ha comprobado que existe un poderoso antioxidante en el cacao, llamado la quercetina. Los científicos catalanes han demostrado que este último se encuentra una proporción de dos miligramos por cada 100 gramos de cacao soluble.

Por otra parte, entre los beneficios que se han encontrado sobre el consumo de chocolate, se determinó que puede ayudar a reducir la presión arterial, puesto que los flavonoides favorecen la producción de óxido nítrico, lo cual impulsa la relajación de los vasos sanguíneos y mejorar el flujo sanguíneo, lo que reduce la presión arterial.

Cuando una persona padece de hipertensión, tiene mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, que constituyen la principal causa de muerte en los Estados Unidos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El cacao natural y el chocolate
No todos los tipos de cacao son iguales. El cacao natural es el único que conserva todas sus propiedades nutricionales, antioxidantes y antiinflamatorias, ya que no ha sido sometido a ningún proceso químico.

El chocolate y el cacao no son lo mismo, ni aportan los mismos nutrientes. El cacao es la materia base en la elaboración del chocolate, pero es el cacao puro el que contiene todos los nutrientes y propiedades.

El chocolate se elabora a partir del polvo del cacao, junto con manteca de cacao, azúcares refinados y, en ocasiones, otros ingredientes como leche, fructosa, aceites hidrogenados. Es en parte de este proceso que el cacao pierde sus propiedades; además, en algunos productos la proporción de cacao es muy inferior a la de azúcares.

Todos estos añadidos limitan el efecto y cambian el sabor del cacao, haciéndolo más dulce para el paladar, pero no tan bueno para nuestra salud. Por tal razón, se recomienda consumir chocolate con el 70 % o más de cacao, pues es la manera de que tenga menos de los otros ingredientes como aceites hidrogenados y azúcares.