CDMX. 08 de julio del 2021.- Las autoridades de la Ciudad de México quitarán la licencia de conducir de forma definitiva a conductores que manejen en estado de ebriedad.

Esto después de que Congreso de la Ciudad de México aprobara una reforma a la Ley de Movilidad que establece sanciones más severas para los conductores que cometan infracciones.

En particular se endurecerán las penas de cárcel para los delitos de homicidio culposo o lesiones por manejar en estado de ebriedad.

La licencia será cancelada a conductores que sean detenidos por la misma causa en dos ocasiones en un mismo año o tres veces en un periodo de tres años.

Se establece el aumento de las penas de cárcel entre 5 y 13 años para el delito de homicidio culposo, por estar bajo el influjo del alcohol o drogas.