CDMX. 02 de junio del 2020.-
Un grupo de delincuentes robó 14 millones de pesos de una sucursal bancaria en la alcaldía Gustavo A. Madero, sin siquiera entrar a las instalaciones del banco, pues para cometer el atraco obligaron a una cajera a usar un artefacto explosivo con el que la coaccionaron para que sustrajera el dinero.

De acuerdo con la carpeta de investigación, la mujer refirió que el pasado viernes fue secuestrada por un grupo armado cuando se dirigía a su trabajo, la víctima detalló que la amagaron y la amenazaron diciéndole que conocían sus datos personales y familiares; según la denuncia de la mujer, los delincuentes aseguraron que tenían vigilados a su esposo e hijo, por lo que, al no tener otra opción, accedió a seguir las órdenes de los sujetos.

Los asaltantes le colocaron una especie de cinturón explosivo y le dieron instrucciones sobre cómo y dónde dejar el dinero. La mujer asegura que los hombres siguieron en comunicación con ella a través de vía telefónica.

Ya en la sucursal bancaria, de BBVA, sustrajo el dinero de una bóveda, de cajeros automáticos y los guardó en un bote de basura. De vuelta en su vehículo, condujo hasta Ecatepec donde abandonó el vehículo y el dinero. Después se retiró el cinturón bomba.

Según la carpeta de investigación CI-FIGAM/GAM-4/UI-2C/D/0077/05-2020, iniciada por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, los ladrones estudiaron con anticipación a la cajera identificada como Karina, de 36 años, encargada de los cajeros de la sucursal 3497, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

El informe revela que los ladrones habían planeado el atraco semanas antes, pero hasta el viernes pasado lo llevaron a cabo al secuestrar a la mujer.

Peritos de la Fiscalía hallaron el artefacto explosivo y con la ayuda de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional lo desactivaron.

De acuerdo con el reporte de los uniformados, el explosivo contenía 32 gramos de pólvora, un chispero, un regulador de corriente y 4 artefactos pirotécnicos.