España. 09 de marzo del 2022. – En el Estadio Santiago Bernabéu, el Real Madrid le tiró el peso de su historia al París Saint-Germain (PSG) y le ganó 3 a 1 en un partido fantástico que lo clasificó a los cuartos de final de la Champions League. El Dream Team de Lionel Messi, Neymar y Mbappé quedó eliminado.

El conjunto local mostró de arranque una postura opuesta a la que había tenido en el duelo de ida, cuando eligió replegarse y esperar. Necesitado por el marcador en contra, el elenco blanco optó por una presión bien alta para no dejar pensar a los centrales y mediocampistas oponentes que funcionó en el inicio y le permitió jugar el partido lejos de su arco.

Sin embargo, las chances estuvieron del lado del PSG porque Mbappé logró en dos ocasiones escapar por izquierda, una por mérito propio y otra por un grave fallo de Militao, pero en ambas fue Courtois el que le ganó el duelo al delantero.

La primera clara para el Real Madrid llegó a los 24 minutos cuando Luka Modric pudo juntar marcas por izquierda y, tras recibir una falta de Messi, le dejó la pelota servida a Benzema para que el experimentado artillero desenfunde un tiro al segundo palo que obligó a Donnarumma a estirarse para evitar la caída de su arco y enviar la pelota al córner.

Benzema tuvo otras dos claras, pero le faltó precisión para ajustar su tiro contra un palo. Y cuando parecía que el conjunto blanco mejor estaba en la cancha apareció Kylian Mbappé. Fue una pérdida en ofensiva de Carvajal la que le permitió al PSG filtrar un pase largo hacia el Joven Maravilla, quien tuvo su tercera oportunidad, y no falló con un derechazo bajo al primer palo para vencer a Courtois y estampar el 1 a 0 a los 38 minutos.

En el complemento, con más espacios, parecía una exhibición del PSG y sobre todo de Mbappé. El joven francés era el arma principal de ataque de su equipo y estaba enloqueciendo a sus adversarios. Incluso, de no haber sido por un fuera de juego, hubiese marcado un gol de antología al amagar a Courtois y definir en soledad.

Pero cuando todo parecía terminado, ocurrió lo inesperado. Donnarumma se entretuvo con la pelota en su área y sucumbió ante la presión de Benzema, quien le pellizcó el balóny, gracias a una rápida devolución de Vinicius Jr., definió para el 1 a 1 a los 60 minutos.

Era un show del joven delantero francés, pero fue el otro punta galo el que se quedó robó el espectáculo. Porque tras el 1 a 1, el experimentado artillero del Real Madrid fue por más y a los 76 minutos recibió un pase excelso de Luka Modric y de media vuelta fulminó a Donnarumma para establecer el 2 a 1 y darle vida a su equipo.

Menos de dos minutos después, otra vez apareció Benzema tras una presión alta de Rodrygo que obligó al error en salida del PSG. La pelota le cayó al Gato y éste, de primera y con cara externa, sacudió contra el palo más lejano para desatar la locura en el Bernabéu, poner el 3 a 1 en el marcador y a su equipo arriba en la serie por primera vez en la llave.