Guerrero. 31 de agosto del 2021.-
En un lapso de hora y media, el Congreso de Guererro aprobó la creación de cuatro nuevos municipios: San Nicolás, Ñuu Savi, Santa Cruz del Rincón y Las vigas, concretando proyectos de gestión que se remontan a 10, 15 y hasta 20 años en las demarcaciones ubicadas en las regiones de Montaña y Costa Chica.

Oficialmente, Guerrero pasó a estar integrado por 85 ayuntamientos.

La aprobación fue por mayoría calificada, tres de los dictámenes recibieron 44 votos y una abstención, mientras que el dictamen de decreto correspondiente a San Nicolás recibió 43 votos a favor, uno en contra y una abstención.

Para conformarse, el municipio Ñuu Savi, cuya cabecera municipal se estableció en el núcleo agrario de Coapinola, se segregaron de Ayutla de las libres 37 comunidades.

Para el municipio de San Nicolás se desprendieron 10 localidades de Cuajinicuilapa, la nueva demarcación surge en una zona habitada principalmente por población afromestiza.

En el caso de San Marcos se segregaron 19 comunidades para integrar el municipio de las Vigas, todos en la Región de Costa Chica, en la zona cercana al puerto de Acapulco.

Santa Cruz del Rincón estará conformado por 19 comunidades que se segregaron de Malinaltepec, en la parte alta de la región Montaña.

Es la segunda escisión que sufre Malinaltepec, pues en la década de los noventas registró la separación de Iliatenco, una zona cuya población dedica gran parte de sus tierras al cultivo de café.

El cierre de la 62 Legislatura
La segunda lectura, discusión y aprobación de los dictámenes se llevó a cabo durante la segunda y última sesión extraordinaria de la legislatura saliente, desarrollada desde las 15:00 horas de este martes 31 de agosto.

Todas las intervenciones en tribuna fueron para celebrar la remunicipalización del estado, aunque el diputado Carlos Cruz López, de Morena, votó en contra en uno y se abstuvo en tres de los proyectos.

La diputada del PVEM, Eunice Monzón García votó en contra del dictamen para la creación del municipio de San Nicolás, pero ningún caso fijo su postura ante el pleno.

En los dictámenes se acredita que las comunidades que se segregan y conforman nuevas demarcaciones municipales cumplen con los requisitos para su separación, entre ellos que el 50 por ciento de sus habitantes se encuentre alfabetizado, también que sus cabeceras municipales cuentan con escuelas, y servicios públicos, medios de transporte, conectividad, iglesias, panteón y algunas de ellas cárceles.

Los decretos entrarán en vigor a partir de su publicación en el Periódico Oficial del Estado, se ordenó que se instauren ayuntamientos instituyentes en acuerdo con sus habitantes, a fin de dar forma de gobierno a las nuevas municipalidades.

Agencias