México. 23 de marzo del 2022. – El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó una resolución presentada por Rusia sobre la situación humanitaria en Ucrania, en la que no se mencionaba su papel en el conflicto ni pedía el cese inmediato de las hostilidades.

Con dos votos a favor, los de China y Rusia, y 13 abstenciones, el proyecto ruso, cuya votación había sido pospuesta en varias ocasiones la semana pasada, no fue aprobado ya que sin vetos necesitaba nueve votos favorables para su adopción.

La votación del proyecto ruso, copatrocinado por Bielorrusia, Corea del Norte y Siria, tuvo lugar mientras la Asamblea General analizaba otro proyecto de resolución, no vinculante, presentado por Ucrania y promovido por México y Francia también sobre la situación humanitaria en Ucrania.

“El proyecto de resolución no ha sido aprobado”, dijo la presidenta del Consejo de Seguridad y embajadora de Emiratos rabes Unidos, Lana Zaki Nusseibeh, que pidió un minuto de silencio al inicio de la sesión en memoria de la exsecretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright, fallecida este miércoles.

El texto ruso, que en ningún momento mencionaba su papel en el conflicto, pedía “un alto el fuego negociado para permitir una evacuación segura, rápida, voluntaria y sin obstáculos” de civiles, y la necesidad de que todas “las partes afectadas acuerden pausas humanitarias”.

Asimismo, “condena los ataques contra civiles y objetivos civiles”, incluidos “los bombardeos indiscriminados” y hace un llamado para que “todas las partes respeten y protejan a los civiles y se abstengan de atacar, destruir” objetivos civiles, en particular hospitales, y abogaba por el “camino del diálogo y las negociaciones”.

“Es inconcebible que Rusia tenga la audacia de presentar una resolución que pida a la comunidad internacional que resuelva la crisis humanitaria que ha creado”, dijo por su parte la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield.

Más de 3.5 millones de personas han huido de Ucrania y otros 6,5 millones se han visto obligadas a desplazarse en el interior del país desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, según la ONU.