Reino Unido. 10 de diciembre del 2021. –
Albert Bourla, director ejecutivo de la empresa farmacéutica Pfizer, sostuvo que podría ser necesaria una cuarta vacunación contra el covid-19 tras la llegada de la variante ómicron, la cual podría afectar el nivel de inmunidad que se desarrolla con las anteriores dosis del compuesto que la firma creó en conjunto con BioNTech, según revela un medio estadunidense.

Aunque los informes preliminares publicados por la empresa sostienen que la aplicación de hasta una tercera dosis sigue siendo efectiva contra la pandemia del coronavirus, especialmente ante la variante ómicron, el nivel de inmunidad de una segunda inyección se reduce significativamente, pese a que también sigue siendo funcional.

«Cuando veamos datos del mundo real, determinaremos si el ómicron está bien cubierto por la tercera dosis y por cuánto tiempo. Y el segundo punto, creo que necesitaremos una cuarta dosis», dijo el ejecutivo en el programa Squawk Box , de la cadena CNBC.

Según lo consignado por ese medio, Bourla prevé que la aplicación de una cuarta dosis, con los datos preliminares que tienen hasta el momento, podría ser necesaria en los próximos 12 meses.

«Con ómicron tenemos que esperar y ver porque tenemos muy poca información. Es posible que lo necesitemos más rápido», consideró.

Además, dijo creer «que una tercera dosis brindará una muy buena protección», por lo que recalcó en la importancia en que la aplicación de este refuerzo se haga para el invierno, agregando también que el uso de la píldora antiviral oral de Pfizer, Paxlovid, podría ayudar a la prevención en hospitalizaciones, especialmente en ese periodo del año.

Por el momento, el medicamento oral de Pfizer está a espera de la resolución de la Agencia de Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. El ejecutivo sostuvo al medio ayer que prevé tener los resultados los próximos días, esperando que se confirme que la píldora puede prevenir alrededor de un 89 por ciento los casos graves de covid-19.

Además, sostuvo que la firma ya envío este fármaco a Estados Unidos, pudiéndose repartir el próximo mes, si es que la resolución de la FDA permite que se haga efectivo.

Bourla también recalcó que tanto Pfizer como BioNTech podrían hacer la inyección especialmente contra la variante ómicron para marzo de 2022, si es que resulta ser necesario, además de afirmar que hay la posibilidad de que surjan nuevas variantes, algo que la compañía está supervisando en caso de recurrir a mejoras en su fármaco.