REYNOSA, Tamaulipas.- Tres hombres originarios de Tamaulipas fueron detenidos por la Guardia Nacional el pasado 19 de septiembre luego de dar “raite” a un grupo de haitianos que iban del municipio de San Fernando a Reynosa, por presunto tráfico de migrantes.

Los hechos ocurrieron cuando en un retén, los elementos de seguridad marcaron el alto al vehículo donde viajaba Ever Josue Cantú, Jesús de León y Claritza Martínez, quienes detuvieron la unidad al no considerar que estaban cometiendo un delito.

Tras llevar a cabo una inspección de los tripulantes y el auto, las autoridades identificaron a los migrantes haitianos en el interior, por lo que arrestaron a los tamaulipecos por el supuesto delito de tráfico de personas, sin embargo, estos se defendieron detallando que no habían cobrado dinero a los migrantes y que solo habían ofrecido “raite” como un acto de buena voluntad.

Ismael de León, hermano de Jesús, comentó que las autoridades detuvieron a los tamaulipecos con engaños, pues les dijeron que tenían que presentarse ante Migración para entregar a los haitianos, pero que una vez en las oficinas los trasladaron esposados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Reynosa.

Un día después los migrantes fueron liberados luego de que Giovanni Barrios Moreno, presidente de Justicia de Tamaulipas, tomara el caso en calidad de abogado, y demostrara que los detenidos no buscaban lucrar al llevar a los migrantes.

No se pondrá pena a las personas de reconocida solvencia moral, que por razones estrictamente humanitarias y sin buscar beneficio alguno, presten ayuda a la persona que se ha internado en el país de forma irregular, cuando reciban donativos o recursos para la continuación de su labor humanitaria”, refiere el artículo 159, en el capítulo “De los delitos”.