Chilpancingo, Gro. 23  de febrero del 2020.-La Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz –instancia que reúne diario a fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno– informó que elementos del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional (GN) y policía del estado detuvieron a 18 hombres en el municipio de Zirándaro, en la Tierra Caliente de Guerrero, a quienes les incautaron armas y vehículos, entre ellos un camión con blindaje hechizo, que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

En un comunicado dijo que personal militar y policías estatales repelieron un ataque de civiles armados cerca de las 15 horas en la localidad de La Calera, municipio de Zirándaro y detuvieron a nueve hombres con 11 rifles Ak-47 y un R-15. Además les incautaron un vehículo con blindaje artesanal para simular una tanqueta; además de cargadores, fornituras y cartuchos útiles.

A consecuencia de este ataque, personal de la GN que realizaba revisiones terrestres se topó con un grupo de civiles armados, que también sumaban nueve, a quienes detuvieron junto con 13 armas largas, una corta, cargadores, 4 mil 330 cartuchos, una granada de gas lacrimógeno y dos camionetas, mismos que tenían en un campamento.

En los dos hechos la GN dio cobertura con un helicóptero para seguridad de las instituciones policiales y protección de la población. Las 18 personas, armas de fuego, cargadores, cartuchos, fornituras y vehículos decomisados fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República.

El viernes por la tarde, la dependencia del gobierno estatal señaló que “efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y la GN decomisaron en Zirándaro siete armas largas, entre los que destaca un fusil Barret calibre .50 y una camioneta blindada, en las inmediaciones de Huitzataro, ubicado a una hora de la cabecera municipal.

Los efectivos revisaron el vehículo en el que hallaron un fusil Barret calibre .50; cinco Ak47; una escopeta calibre 12; 29 cargadores, 363 cartuchos útiles y cinco chalecos tácticos.

En tanto, el alcalde morenista Gregorio Portillo Mendoza desmintió que los ciudadanos hayan protestado contra la Sedena y la GN; “supimos que fueron detenidas más de 5 personas en el poblado de La Calera, sucedió que la gente se les amotinó, pidiendo saber el paradero de dos adolescentes de 15 y 16 años, oriundos de la comunidad de San Antonio”.

Entonces un coronel de la Sedena pidió la intervención del ayuntamiento para auxiliarlos y calmar a la gente; ahora parece una trampa. Nos dicen que la detención fue en La Calera, poco después de las 15 horas del viernes, y a esa hora nosotros teníamos reunión de cabildo. Después acordaron que los padres de los dos jóvenes se pondrían en contacto con el coronel N Corona y que él los apoyaría”.

Además nos informaron que también hubo tiroteos de cerro a cerro en el poblado de Cuambio, y casi al mismo tiempo, cuando soldados bajaban del poblado de San Rafael, se toparon con los delincuentes y ahí al parecer detuvieron a algunos de los civiles armados”.