23 abril 2018.- En las últimas fechas, los cinco antiretrovirales que se aplican en el país, y que se distribuyen a pacientes de Veracruz fallaron en su abasto, primero en Río Blanco, después en el resto de los Capasits, dejando a pacientes sin los fármacos necesarios para atender su carga viral.
Xalapa, Ver.- (AVC/Brisa Gómez) El desabasto de insumos para pacientes con vih en Veracruz no es una nuevo, es común faltantes de fórmula láctea sustituto de leche materna, de condones y otros.
Sin embargo, el desabasto generalizado de antiretrovirales no había ocurrido. Si bien con anterioridad se había reportado la falta de una o dos de las fórmulas, esto era debido a problemas de los laboratorios que no contaban con el abasto suficiente para satisfacer la necesidad de pacientes.
En las últimas fechas, los cinco antiretrovirales que se aplican en el país, y que se distribuyen a pacientes de Veracruz fallaron en su abasto, primero en Río Blanco, después en el resto de los Capasits, dejando a pacientes sin los fármacos necesarios para atender su carga viral.
La justificación en este caso fue de parte de la dirección de Salud Pública, responsabilizando a Censida de la falta de los fármacos. Esta versión fue desmentida y se señaló por parte de la institución federal que había abasto suficiente.
Sin embargo, los antiretrovirales no fueron las únicas ausencias en los gabinetes de los Capasits, pues en Poza Rica y Xalapa tampoco se tienen botes de fórmula láctea para alimentar a hijos e hijas sanas de mujeres con vih.
Los botes de leche no son enviados por Censida, sino más bien deben ser compradas por la Secretaría de Salud, la cual tiene la obligación de mantener el abasto.
Por el desabasto, el Grupo Multisectorial Vih presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con la intención de lograr la intervención a nivel federal para resolver cuanto antes esta problemática que pone en riesgo a las personas que llevan este tratamiento.
La queja fue ingresada a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), desde la semana pasada y se esperaba primero un llamado por parte de la Comisión para agilizar la entrega y posteriormente una recomendación para evitar que este tipo de situaciones se sigan repitiendo.