Un hombre de 19 años que desató una frenética búsqueda policial en Memphis, luego de transmitir en vivo mientras disparaba a personas, se encuentra bajo custodia, informaron esta noche las autoridades locales.

La policía de Memphis tuiteó, a las 21:28 hora local, que el sospechoso de los tiroteos estaba detenido y que se levantaba la alerta para mantenerse bajo resguardo. El sujeto fue detenido tras estrellar el vehículo en el que viajaba, una Dodge Challenger, y quedar atrapado en el interior, entre las calles de Ivan y Hodges.

La policía no informó del número de víctimas, pero antes de detener al agresor informó en Twitter de un hombre baleado que perdió la vida y de una mujer, también baleada, en estado crítico. Algunos medios hablan de dos fallecidos, aunque durante su transmisión el sujeto, que fue identificado como Ezequiel Kelly, afroestadounidense de 19 años, aseguró haber disparado contra cinco personas.

Karen Rudolph, portavoz del departamento, dijo a NBC que “no sabemos qué lo motivó, sólo sabemos que es responsable de múltiples tiroteos”.

El hombre transmitió sus acciones en su cuenta de Facebook, misma que ya fue cerrada.

Ya había sido arrestado en 2020

Medios estadounidenses informaron que Kelly, con residencia en Hitchcock Drive, Memphis, tiene arrestos anteriores por intento de asesinato en primer grado y por imprudencia temeraria en 2020.

Fue condenado a tres años, pero fue liberado el 16 de marzo de este año. La policía emitió una orden de arresto por asesinato en primer grado para Kelly el miércoles por la noche.

En Facebook, desde donde transmitió en vivo lo que estaba haciendo, sus posteos eran sombríos. En un mensaje a su madre, del 18 de agosto, escribió que “juro que no me iré sin pelear, lo prometo”.

En las horas previas a que saliera a disparar, reposteó una serie de mensajes anteriores, incluyendo uno de 2019 que decía: “Los chicos de mi casa convirtiéndose en perras, las chicas de mi casa deberían llevar mi ataúd”.

Otro reposteo, de enero de 2020, decía: «¡Podría rezar e ir a cometer un pecado y luego ir a rezar de nuevo!».

Memphis ha sido escenario de múltiples crímenes con armas de fuego en las últimas semanas, incluyendo el asesinato de una pastora durante un intento de robo de auto a plena luz del día frente a su casa, así como el homicidio de una activista durante una discusión por dinero, y la muerte de una mujer que fue secuestrada luego de que salió a trotar antes del amanecer.