Veracruz. 10 de febrero del 2021.-Iris Cristina ‘N’ fue detenida en Veracruz por su presunta participación en la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, informaron fuentes de la Fiscalía General del Estado.

 

La mujer originaria de Coatzacoalcos y quien se desempeñaba como encargada del área de compras de la empresa de reparación que daba mantenimiento a la aeronave en la que viajaban los políticos poblanos, tenía pendiente una orden de aprensión por los delitos de homicidio culposo, falsedad de declaración y daño en propiedad ajena a título de culpa, crímenes imputados por la Fiscalía General de Puebla.

De acuerdo con la indagatoria, Iris Cristina ‘N’ omitió dar seguimiento y permitió que una pieza del helicóptero, que ya presentaba daños desde el 18 de septiembre del 2017, fuera cambiada sin dar aviso al supervisor que verificaba el accionar y el estado de las piezas cambiadas.

El 24 de diciembre del 2018, la gobernadora Érika Alonso y Rafael Moreno Valle murieron al desplomarse la aeronave en la que viajaban.

Policías ministeriales de Veracruz, en coordinación con elementos de la fiscalía de Puebla, detuvieron a la mujer de 45 años, en la calle de Violeta y Nardo, de la colonia Rafael Díaz Serdán del poniente del Puerto de Veracruz, después del trabajo realizado por la Unidad de Investigación Especializada en Homicidios de Puebla.

La detenida viajaba a bordo de un Volkswagen Jetta, tipo bicentenario, con placas del Estado de México. Después de intervenirla y practicarle exámenes médicos, fue trasladada a la ciudad de Puebla.

En diciembre del 2020, la Fiscalía de Puebla informó de la detención de cinco personas vinculadas a estos hechos; se trató de sujetos relacionados con la empresa de mantenimiento del helicóptero donde iban la gobernadora y su esposo.

Los presuntos criminales fueron identificados como José Antonio “N”, Ricardo “N” e Israel “N”, quienes formaban parte de la empresa Rotor Flight Services, y María Magdalena “N”, de 34 años, responsable del taller donde le daban mantenimiento a la aeronave, y Miguel ‘N’, quien también trabaja en Rotor Flight Services, fueron ubicados en la Ciudad de México, Hidalgo, Puebla y el Estado de México.

Los detenidos son señalados por los delitos de homicidio y daño a propiedad ajena, así como falsedad de declaraciones ante una autoridad.

En marzo del 2019, autoridades señalaron que la causa probable del accidente fue la pérdida de control del helicóptero, debido a una falla mecánica por errores del mantenimiento y omisión de fallos que tenía el vehículo aéreo, de los cuales se tenía conocimiento desde 11 días antes de que este cayera.

La aeronave Augusta A109, fue alquilado para el viaje a Servicios Aéreos del Altiplano y minutos después de despegar la torre de control perdió comunicación con el helicóptero que se estrelló en el Cerro de la Chimenea del Chacuaco, poblado de Santa María Coronango, en el estado de Puebla