CDMX. 13 de diciembre del 2019.-El pleno de la Cámara de Diputados desechó, por 207 votos del PAN, PRI, MC, PVEM, PT y PRD, el decreto por el que se modificaría la Constitución para reducir 50% el financiamiento a partidos.

Los grupos parlamentarios de Morena y PES votaron a favor, pero, por tratarse de una enmienda constitucional, se requería que el dictamen fuera respaldado por al menos dos terceras partes de los legisladores presentes y sólo se registraron 274 sufragios en favor.

Es decir, para aprobar el decreto se necesitaban 321 votos, debido a que estuvieron presentes 481 diputados.

En su afán por justificar que más tarde votarían en contra de la reforma al artículo 41 constitucional, al fijar el posicionamiento de sus bancadas legisladores de MC y PT propusieron reducir el financiamiento público, no en 50%, sino en 100 y 60%, respectivamente.

Por el PVEM, Marco Gómez Alcántar informó que sus correligionarios votarían en contra por considerar que reducir a la mitad el financiamiento público afectará de forma directa la equidad en la contienda política y se distorsiona el sistema de partidos.

Y propuso que la distribución de las prerrogativas se haga de forma igualitaria para todos los partidos con registro; reducir 30 no 32.5%, como establece el dictamen, del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) con el que se fija el financiamiento público a los partidos nacionales.

La Carta Magna vigente establece en el inciso a), de la fracción ll, del citado artículo, que el financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes de los partidos políticos “se fijará anualmente, multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por 65% del valor diario” de la UMA.

Desde la tribuna, Iván Pérez Negrón (PES) informó del voto de su fracción parlamentaria a favor, aunque consideró que la propuesta se queda corta porque “el ideal es (distribuir) cero (de) financiamiento a los partidos políticos.

“Que esos 5,000 millones (de pesos) que le cuestan anualmente a la gente (los partidos) se destinen a combatir la inseguridad, a promover el turismo”, mencionó.

Esta vez, PT y PVEM, aliados de Morena, rechazaron la propuesta impulsada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que la oposición calificó de electorera.