Haití, 08 de julio del 2021.- Durante la madrugada de ayer, el presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado por un comando dentro de su residencia en la capital del país caribeño, Puerto Príncipe.

De acuerdo con fuentes de seguridad haitianas, la primera dama, Martine Moïse, terminó herida y fue trasladada de urgencia a Estados Unidos para recibir atención médica; sobre los tres hijos del presidente Moïse se desconoce el estado de salud, sin embargo, fueron trasladados a un lugar seguro.

Con el magnicidio, el poder quedó concentrado en el primer ministro interino, Claude Joseph, quien decretó duelo nacional y un estado de sitio por 15 días, lo que obligó a realizar un despliegue de las Fuerzas Armadas y la Policía en zonas estratégicas.

Sobre el atentado,  se sabe que cuatro presuntos sicarios fueron abatidos por fuerzas del orden en Puerto Príncipe y dos fueron detenidos.

Durante la captura, los presuntos homicidas se identificaron como agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), dichos que el embajador de Haití en Washington y el mismo Departamento de Estado de Estados Unidos calificaron como mentiras.

El magnicidio ocurre a poco más de dos meses de celebrarse las elecciones presidenciales que relevarían a Moïse del poder, mientras la isla está sumida en una crisis social y política desde 2019.