México. 25 de julio del 2022.-El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, recordó este lunes que el Gobierno mexicano denunció a 11 empresas de la industria armamentista de Estados Unidos, proceso que espera que continúe y prospere, confió.

“Presentamos una demanda contra la industria de armamento en los Estados Unidos, especialmente 11 empresas. Les estamos imputando un concepto de la ley norteamericana que se llama negligencia”, explicó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en conferencia de prensa.

Explicó que la demanda argumenta la negligencia con que los fabricantes producen armas que saben a dónde llegarán.

“Los estamos acusando de negligencia porque ya saben que esas armas van principalmente dirigidas a ese mercado y, no obstante ello, las están produciendo y las están promoviendo”, compartió Ebrard.

“¿Y dónde se usan?”, preguntó retóricamente, a lo que respondió que en México, lo que se traduce, dijo, “en homicidios, feminicidios y violencia”.

Compartió que la industria de armamento está fabricando las armas que se ven en las narcoseries y haciéndolas accesibles para quienes “claramente están dirigidas”, que son, aseguró, personas que están en la actividad ilícita.

El pasado 31 de enero, los representantes legales del Gobierno de México argumentaron en el escrito de respuesta que el Congreso de Estados Unidos, “al legislar lo hacen pensando que las leyes solo tienen alcance en su territorio, y cuando su intención es que se apliquen más allá de su país, lo manifiestan de manera explícita en la ley”.

A finales de enero, Ebrard estimó que este año se tiene que resolver la demanda que interpuso el Gobierno de México en 2021 contra 11 fabricantes de armas en Estados Unidos por negligencia y fomentar el tráfico ilícito.

Además, reiteró que la prioridad diplomática de México para 2022 es combatir el tráfico de armas, en particular desde Estados Unidos.

El Gobierno atribuye a las armas gran parte de la violencia en México, que registró 33,308 homicidios en 2021 después de los 2 años más violentos de su historia, bajo el mandato de Andrés Manuel López Obrador, con 34,690 víctimas de asesinato en 2019 y 34,554 en 2020.

8