Estados Unidos. 01 de mayo del 2020.-El Gobierno de EE.UU. autorizó este viernes el uso del medicamento antiviral Remdesivir para tratar a los pacientes más graves con COVID-19, pese a que su propio fabricante, Gilead, ha advertido que aún no se ha probado que sea seguro y hay estudios que apuntan que su eficacia no está clara.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, fue el encargado de anunciar que el medicamento había recibido una “autorización de emergencia” por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés), la agencia gubernamental que se encarga de aprobar el uso de productos relacionados con la salud pública.