Estados Unidos. 24 de enero del 2022. – Estados Unidos ha puesto en alerta «elevada» a 8.500 soldados ante el aumento de la tensión con Rusia por Ucrania. Sin embargo, todavía no ha adoptado ninguna decisión sobre su despliegue en el este de Europa, informó este lunes el Pentágono.

El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, John Kirby, explicó en una rueda de prensa que con esta medida esas unidades militares, la mayoría terrestres, estarán en menos tiempo listas en caso de que Rusia decida avanzar hacia Ucrania.

«No las estamos desplegando ahora, no estamos diciendo que la diplomacia ha muerto«, incidió Kirby. Además, agregó que al estar en «alerta elevada» se recorta el tiempo de preparación para desplegarse de diez a cinco días.

El portavoz hizo hincapié en que el grueso de las tropas estadounidenses se desplegaría en países del este de Europa dentro de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, se activarían únicamente si la alianza atlántica lo solicita.

Kirby explicó que depende de la Organización del Tratado del Atlático Norye (OTAN) activar esa fuerza multinacional, que consta de efectivos terrestres, aéreos y marítimos. También cuenta con unos 40.000 militares de distintos países.

No obstante, el portavoz del Pentágono no descartó un posible despliegue de Estados Unidos «unilateral» fuera de la NRF. De igual forma, insistió que en ese caso siempre sería en coordinación y tras consultas con los aliados.

Preguntado sobre en qué lugares se produciría el despliegue estadounidense, Kirby no ofreció detalles y se limitó a decir que sería en naciones aliadas del flanco este de la OTAN.

Kirby detalló que el contingente estadounidense estaría integrado por brigadas de combate. En ese sentido, subrayó que contarían con el respaldo de equipos logísticos, médicos y de la aviación, entre otros.

Rusia cuenta actualmente con más de 100.000 soldados cerca de la frontera con Ucrania, aunque el Kremlin niega que planea una invasión. Foto: referencial
La Casa Blanca confirmó este lunes que había abordado con sus aliados europeos un posible despliegue de tropas estadounidenses en el este de Europa.

«Hemos estado consultando con nuestros aliados y detallando los planes para todos los escenarios. Siempre hemos dicho que reforzaríamos a nuestros aliados en el flanco este y lo hemos estado discutiendo con nuestros socios durante las últimas semanas», expresó la portavoz del Gobierno, Jen Psaki en una rueda de prensa