México. 21 de noviembre del 2022.-El antiguo gobernador del Banco Central de Brasil Ilan Goldfajn ha sido elegido este domingo, en primera ronda de la votación, nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al obtener con holgura los votos necesarios. Goldfajn, de 56 años, logró una proporción del 80,08% de los votos y el apoyo de 17 de los gobernadores regionales, dos más de los necesarios para lograr el nombramiento.

“Ilan Goldfajn ha sido elegido presidente del BID este domingo en una reunión especial de la junta de gobernadores del Banco. La reunión se celebró en la sede del BID en Washington DC, y las delegaciones asistieron de manera virtual o en persona”, ha confirmado la institución en un comunicado.

 

Para lograr el nombramiento, el candidato vencedor debía recibir una mayoría del porcentaje de voto y el apoyo de al menos quince de los 28 países miembros regionales de esta institución multilateral para el fomento del desarrollo.

El hasta ahora director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha impuesto sobre los tres candidatos restantes, después de que la aspirante argentina, Cecilia Todesca Bocco, se retirase a última hora y Buenos Aires pasara a dar su apoyo al candidato brasileño. Con el respaldo a Goldfajn de Argentina, Estados Unidos y Canadá, tres de los países con más peso en las cuotas de voto del banco (EEUU, el principal accionista, acumula el 30%), el proceso de nombramiento avanzó con más rapidez de lo anticipado en los últimos días y no fue necesario pasar a una segunda ronda de votación.

En segundo lugar en la carrera de este domingo ha quedado el chileno Nicolás Eyzaguirre, que ha obtenido el 9,93% de la proporción de los sufragios y el apoyo de dos gobernadores regionales. El aspirante mexicano, Gerardo Esquivel, logró el 8,21% de los votos y la luz verde de tres gobernadores regionales. El candidato de Trinidad y Tobago, Gerard Johnson, que contaba con el respaldo de las islas-naciones caribeñas obtuvo el sí de seis gobernadores regionales, pero apenas el 1,61% de los votos.

La votación de este domingo se celebraba después de que los gobernadores del BID cesaran el mes pasado al hasta entonces presidente, el estadounidense Mauricio Claver-Carone, que habia sido propuesto para el cargo por la Administración de Donald Trump en 2020 y a quien una investigación le encontró responsable de una relación impropia con una subordinada a la que otorgó trato de favor.

El nuevo presidente del BID, que contará con un mandato inicial de cinco años al frente de la institución multilateral, presenta un amplio perfil técnico y una larga experiencia en el sector financiero público y privado. Nacido en Haifa (Israel) y formado en Río de Janeiro y el MIT estadounidense, ha encabezado el Banco Central de Brasil en dos ocasiones, como presidente (2016-2019) y vicepresidente. Ha estado también al frente de las operaciones de Credit Suisse en Brasil y ha sido economista jefe del Itaú Unibanco.

El banco actuará de manera independiente en lugar de moverse por razones ideológicas. Las decisiones —sostiene— se tomarán “basadas en los hechos” y los datos. Sus prioridades serán, por este orden, la lucha contra la pobreza y la desigualdad, incluida una mejor distribución y producción de alimentos; el combate contra el cambio climático, que ya se deja sentir con consecuencias dramáticas en las islas del Caribe y Centroamérica; y el impulso a las infraestruturas, físicas y digitales, para mejorar la conectividad entre los distintos países de la región, señaló el ahora presidente del BID

Al oficializar su candidatura el 24 de octubre, el Gobierno brasileño destacó que Goldfajn es un profesional que combina “una amplia y exitosa experiencia en el sector público, en organismos multilaterales y en el sector privado, además de una sólida formación académica”.

Aunque era el candidato de mayor perfil técnico y disponía de un amplio conocimiento de la región, su nominación había generado cierta polémica en su país. Su nombre lo propuso el Gobierno saliente de Jair Bolsonaro, y miembros del equipo de transición del ganador de las elecciones presidenciales en el país, Luiz Inácio Lula da Silva, plantearon un aplazamiento del proceso de selección en el BID para que la nueva Administración fuera el que propusiera un aspirante. Pero el futuro jefe de Estado estaba cómodo con que fuera Goldfajn quien representara a Brasil. “No hay nadie que tenga ninguna objeción”, insistía el antiguo gobernador del Banco Central.

Goldfajn será el séptimo presidente del BID, donde relevará a la presidenta provisional Reina Irene Mejía Chacón. Previamente ocuparon el cargo, además de Claver-Carone, Luis Alberto Moreno (2005-2020), Enrique Iglesias (1988-2005), Antonio Ortiz Mena (1971-1988) y Felipe Herrera (1960). El banco, fundado en 1959, concedió el año pasado cerca de 23.000 millones de dólares en proyectos para el desarrollo.