Tuxpan, Ver. 07 de diciembre del 2020.-

Aproximadamente a las siete de la noche familias se preparan para celebrar el día del niño perdido, en ésta participan un sinfín de familias tuxpeñas.

Para esta celebración el gobierno municipal regala velas a las familias para colocarlas por todas las calles de la ciudad, según la historia, la luz servirá para que el niño Jesús no tenga miedo y no se sienta solo; además así le ayudan a encontrar el camino para volver con sus padres, según una de las versiones de esta tradición.

Aunque ésta se originó en Tuxpan, actualmente se celebra en muchas partes del estado de Veracruz, como lo es en Xalapa, Cerro Azul, Poza Rica e incluso algunos barrios de la Ciudad de México.

La celebración contempla que las primeras velas en encenderse son siempre las del Callejón del niño perdido. Justo a los pies de una escultura dedicada a la festividad, por lo tanto, celebrar el día del niño perdido es una actividad especial para disfrutar en familia.