México. 10 de julio del 2022. – El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) gestiona el cumplimiento de la recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), respecto al caso de la señora Vanessa Dib, quien sufrió la amputación de sus dos piernas por una negligencia de personal que la atendió y que son investigados, un suceso registrado en 2018 en Querétaro.

En un primer momento, la Comisión Bipartita de Atención al Derechohabiente del H. Consejo Técnico del IMSS investigó los hechos y determinó la procedencia de la queja administrativa, la cual instruye en sus puntos resolutivos el pago de indemnización por daño material, valuado en términos de la normativa aplicable, así como las medidas preventivas, correctivas y disciplinarias para garantizar que estos hechos no se repitan. En este sentido, se investigarán a fondo las probables responsabilidades de los funcionarios públicos involucrados en los hechos.

Por otra parte, la recomendación emitida por la CNDH (118/2022) el 17 de junio –la cual fue aceptada el 7 de julio por este Instituto– reconoce la reparación integral del daño, la cual incluye, entre otras medidas, las siguientes:

1. Pago de la compensación económica.

2. Atención médica y psicológica y/o psiquiátrica que sea necesaria.

3. Dotación de prótesis y de dispositivos que permitan su desplazamiento.

4. Acceso a programas sociales que le otorguen oportunidades de desarrollo.

5. Becas para sus hijos.

6. Colaboración del Instituto con el OIC en el trámite y seguimiento de la denuncia administrativa que presente CNDH.

Cabe señalar que la compensación económica prevista en la reparación integral del daño es independiente del monto que en su momento se determinó a través de la queja administrativa. La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, con base en el estándar integral establecido en la Ley General de Víctimas, es la autoridad facultada para determinar el monto económico de dicha medida de reparación –que incluye daño material y moral–, que el Instituto, en su momento, pagará a la señora Vanessa Dib.

El Instituto mantiene contacto con la derechohabiente para informarle sobre el seguimiento de su caso, las acciones que se están a realizando al respecto y el procedimiento para acceder al monto económico determinado por la queja administrativa. Asimismo, se le ha orientado en todo lo relativo a las medidas de reparación previstas en la Recomendación de la CNDH, las cuales ya se están implementando, y a la atención médica de ella y su núcleo familiar.

El IMSS refrenda su compromiso de cooperar con los fines de la CNDH y procurar que la afectada y su núcleo familiar retomen, en la mayor medida posible, su proyecto de vida.