Xalapa, Ver.- El Instituto de Ciencias Básicas (ICB) de la Universidad Veracruzana (UV) realizó el día de puertas abiertas “¡Juega, disfruta y aprende!”, en el que participaron 40 alumnos de cuarto grado de la Escuela Primaria “Josefa Ortiz de Domínguez”, y fue coordinado por los investigadores Tomás Guerrero Briseño y Omar Cortezano Arellano, apoyados por una docena de estudiantes de licenciatura y posgrado.

La iniciativa fue concebida por el Cuerpo Académico (CA) Diseño, Síntesis y Caracterización de Sistemas Moleculares, como una prueba piloto a fin de acercar las ciencias químicas a la niñez, impulsar la generación de vocaciones científicas, y compartir con la comunidad proyectos, infraestructura y el conocimiento que se crea al interior del ICB.

El evento fue encabezado por Ricardo Tovar Miranda, director de la entidad, quien coordinó la logística y afirmó fue una oportunidad invaluable para mostrar el sector académico a la sociedad, por medio de actividades formativas en un ambiente de diversión.

A través de un recorrido por cuatro estaciones, los pequeños –acompañados por sus familiares– visitaron los laboratorios de síntesis y de química orgánica, donde estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado compartieron sus conocimientos, y les explicaron el funcionamiento de equipos conseguidos con apoyo del Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (Coveicydet) y el Programa para el Desarrollo Profesional Docente para el tipo Superior (Prodep), entre otros.

Los alumnos universitarios también realizaron algunos experimentos atractivos como la reacción oscilatoria del reloj y la “trompa de elefante”, demostración a base de jabón y yoduro de sodio.

El estudiantado de primaria tuvo la oportunidad de conocer el instrumental utilizado en los laboratorios, además de equipo como estufas y campanas de extracción.

Por su parte, Omar Cortezano destacó el apoyo de los estudiantes de licenciatura y posgrado, quienes causaron una reacción positiva en las y los visitantes así como entre los adultos que los acompañaron.

Finalmente, Ricardo Tovar mencionó que la iniciativa fue una forma de socializar la ciencia y mostrar que la UV tiene espacios donde se desarrolla química básica, lo cual puede en algún momento beneficiar a la población.

Con información de Universo