Xalapa, Ver., 11 de diciembre.- Este día el Coordinador de la Comisión Ejecutiva Estatal  del PT, Vicente Aguilar Aguilar mencionó que el Partido del Trabajo reitera su total rechazo a la actitud asumida por el Poder Judicial de la Federación al suspender la aplicación de la Ley que ordena los recortes salariales a altos funcionarios.

Una Ley aprobada por el Poder Legislativo no puede ser suspendida por dicho poder a pesar de ser calificada de “intromisión” en las facultades que tiene el Legislativo federal. Lo único que pudiera señalar una suspensión de este tipo es la adecuación a una contraposición hacia la Carta Magna. La Ley de remuneraciones cumple totalmente los requisitos y procedimientos legislativos para entrar en vigencia.

Lo que motiva la suspensión de la Ley de sueldos hecha por la  Suprema Corte de la Nación son sus intereses comunes y perversos. Quieren justificar sus  salarios escandalosos y con ello convertirse en millonarios. Es incuestionable que los excesos de algunos de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fueron fomentados por gobiernos corruptos anteriores, La nueva Ley mandata que nadie puede ganar más que el presidente, sin embargo, los magistrados se sienten con derechos de ganar más.

Lo mismo acontece con el máximo Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual ha ratificado la vergonzosa victoria de la alianza PRIAN en Puebla. Todas las pruebas contundentes que motivaron y fundaron el proyecto de anulación por parte del Magistrado Ponente no bastaron para callar los intereses personales de quienes se opusieron a tal proyecto, incluida la presidenta de dicho Tribunal, Janine Madeline Otálora Malassis.

Es insultante y avergüenza tener personas incrustadas de dudosa calidad moral en los Órganos que imparten justicia. Hacemos votos por la pacificación electoral de Puebla, hacemos votos por el respeto a la Ley, pero reprobamos la ilegalidad de la resolución. La ciudadanía poblana tiene la última palabra.

En el contexto local, también el Poder Judicial se conduce de manera poco confiable. Haciendo eco a su homólogo federal, se descubre la nula independencia que tenía del Ejecutivo pasado pues quienes fueron privados de su libertad como medida cautelar, la han recobrado. Se sabe que el presidente del Tribunal ha dado línea para la liberación de los señalados como responsables del saqueo de Veracruz. Nadie tiene confianza ya en el Magistrado presidente, Edel Álvarez Peña, hasta sus subalternos advierten que se manifestarán para solicitar su separación del cargo. En Veracruz, se presume, que la Fiscalía General y el Poder Judicial están o estuvieron al servicio de otro poder.

En otro orden Vicente Aguilar Aguilar dijo, que las heridas provocadas por las derrotas electorales en nuestros adversarios políticos, no sanan, por fortuna, será el pueblo quien se beneficie de las divisiones de otros institutos políticos. El PRD sufre separaciones de sus cuadros quienes buscarán integrarse a otros partidos o buscarán la independencia. Ahora este Partido tiene dos presidentes estatales. También el PRI ya padece la incisión de personajes que militaron por más de 20 años. Cabe señalar que quien preside su fracción en la Cámara baja federal es el mismo diputado que no está de acuerdo en que bajen los insultantes salarios que se designaron los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es el mismo que aprobó el gasolinazo, es el mismo que aprobó todas las iniciativas enviadas por Peña Nieto. Que los veracruzanos lo juzguen.