México. 14 de noviembre del 2022.-México da pasos adelante a través de la iniciativa del canciller Marcelo Ebrard para mejorar las condiciones del medio ambiente y reducir los daños del cambio climático. Un trabajo admirable y necesario para salvar al planeta.

México aumentará sus metas de reducción de emisiones contaminantes para el año 2030, al pasar del 22 al 35 % la reducción de gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global, declaró el canciller Marcelo Ebrard en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, participó en el encuentro COP27 en Egipto, el cual reunió a los principales expertos y líderes mundiales para hablar sobre el cambio climático y la necesidad de establecer una agenda en conjunto entre las naciones para reducir sus efectos. Al respecto, el funcionario estuvo acompañado de John Kerry, enviado especial para el Clima de EE.UU., y Francisco Acuña, presidente del Consejo para el Desarrollo Sostenible de Sonora.

Ebrard habló de la reunión entre el gobierno de Estados Unidos y el presidente Andrés Manuel López Obrador en la que se estableció el acuerdo para trabajar en conjunto en esta rama a través de América del Norte. De acuerdo con este plan, contó el secretario, México se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual llevará a duplicar la inversión en energía limpia en los próximos ocho años.

“Entonces vamos a redoblar los esfuerzos en cuanto a fuentes de energía hidroeléctrica, solar, geotérmica, eólica. Significa una expansión de 2 millones más de hectáreas de áreas naturales protegidas en nuestro país, proceso de reforestación de un millón y medio de hectáreas con más de 1.1 millón de árboles sembrados, así como acelerar la electromovilidad y la eficiencia energética en nuestro país”.

Destacó que con el apoyo de la nación liderada por Joe Biden, se prevé que en 2030 se hayan invertido 48 mil millones de dólares para este efecto y además se pida hacer lo mismo al sector privado y público para llegar a reducir 52 millones de toneladas de carbono.

“Esta decisión será uno de los temas principales de la Cumbre de Líderes de América del Norte del próximo mes. Permitirá, junto con los esfuerzos de Estados Unidos y Canadá, que la región de América del Norte tenga una de las transiciones energéticas más eficientes del mundo”. Esto, dijo, impulsará los empleos y al economía verde en México.

El Plan Sonora, comentó Francisco Acuña, permitirá explotar la capacidad de esta zona para construir en torno a la energía limpia y la movilidad por medio de la ayuda de cinco mil 500 ingenieros mexicanos que se conectarán a un clúster a fin de que se pueda impulsar la minería relacionada con la industria de los semiconductores, industria indispensable para Estados Unidos.

“En este momento está en construcción la planta solar más grande del hemisferio occidental que es un proyecto de 1 GW en Sonora, está en su segunda fase. Y es importante mencionar que ese proyecto es el primero que conectará la región de Baja California con el resto de México. Porque para aquellos de ustedes que no sabían, Baja era básicamente una isla, una isla eléctrica, no conectada con el resto del país. Estaba conectada a los EE.UU. hace 40 años, pero no al resto del país. Y el nuevo apoyo presidencial es para desarrollar cuatro proyectos más. Así que estamos hablando de cuatro gigavatios más el 1 GW que ya se está desarrollando. La siguiente por favor”.

El canciller aseguró que a las metas de México se agrega el generar 40 GW adicionales en la producción mexicana de energía limpia, la próxima generación, durante los próximos años.

“Esto incluye el esfuerzo de captura y uso de gas metano en las instalaciones de Pemex en México. Entonces esto significa que habrá una contribución importante de Pemex en la reducción de emisiones de gas metano en sus instalaciones en los próximos dos años y luego mucho más allá de 2030”.

John Kerry, enviado especial para el Clima de Estados Unidos, agradeció al secretario y dijo que este cambio en la política energética es enorme y necesario.