México. 08 de marzo del 2022. – El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, aseguró el lunes que se ha trabajado de forma efectiva con el Gobierno mexicano para “quebrar” redes criminales involucradas en el tráfico de personas.

Ayer lunes, Salazar visitó el estado mexicano de Guanajuato, centro del país, el cual durante los últimos cuatro años ha concentrado la mayor cantidad de homicidios dolosos en el país.

En conferencia de prensa, resaltó que hay tres temas elementales en los que los Gobiernos de ambos países han enfocado sus esfuerzos, a partir de una reunión que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvieron en octubre del año pasado en el Palacio Nacional.

El primero es acabar con las redes del crimen organizado que envuelven a los migrantes centroamericanos y mexicanos en su trayecto hacia Estados Unidos.

El segundo problema es el tráfico de armas, muchas de ellas provenientes de Estados Unidos, según reconoció el propio Salazar, y para lo cual se rastrea su origen a través de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

“Estos problemas los vamos a confrontar juntos, es responsabilidad de los dos países, y lo estamos haciendo en distintos temas. En el tráfico de personas donde estas redes criminales que traen tanto sufrimiento al corredor de los migrantes, ya estamos quebrando esas redes criminales”, aseguró.

La tercera tarea en materia de seguridad bilateral es el tráfico de drogas, señaló el embajador que asumió el cargo apenas en septiembre de 2021.

En este punto, admitió que el creciente flujo de fentanilo, cuyo consumo se ha disparado en Estados Unidos, es una preocupación común para las autoridades de ambos países.

“Estamos haciendo un esfuerzo nuevo contra el fentanilo porque estamos bien de acuerdo Estados Unidos y México que ese es un problema que ha crecido y va creciendo, y puede tener mucho daño. Vamos trabajando muy bien con el Gobierno mexicano”, dijo.

Salazar también habló brevemente sobre la reforma energética planteada por López Obrador, la cual ha sido criticada por empresarios y organizaciones ambientalistas de relegar las energías limpias.

Confió en que, al término de su discusión en el Poder Legislativo, el resultado vaya en pro de las energías limpias y el combate al cambio climático.

“Tenemos esperanza de que lo que pase aquí en México vaya a tener un respaldo grande apoyando la visión de la energía limpia y combate contra el cambio climático. Tenemos esperanza que ojalá lo que va a pasar aquí en México será bueno”, dijo. Salazar.