México. 09 de febrero del 2024. – Ante el resurgimiento del sarampión en Europa y Estados Unidos, la UNAM recomendó a la población permanecer alerta ante la potencial aparición de casos sospechosos y/o confirmados ya sea de sarampión o rubéola, los cuales pueden ser importados desde otros países y generar brotes de diversa magnitud entre las personas no vacunadas.

El Programa Universitario de Investigación sobre Riesgos Epidemiológicos y Emergentes (PUIREE) destacó que, de acuerdo con datos de los últimos dos años, en Europa se han registrado 31 mil 685 casos, de los cuales 941 fueron en 2022 y más de 30 mil en los primeros 10 meses de 2023, lo que dio lugar a una alerta y a un llamado a la acción inmediata.

En tanto, en Estados Unidos hubo mil 515 casos en los últimos cinco años, la mayoría en personas no vacunadas.

En el caso mexicano, el último brote de sarampión que se registró fue en 2020, con un total de 196 casos.

En este contexto, el PUIREE advirtió que en los últimos 15 años las coberturas de vacunación no han alcanzado los niveles óptimos.

Estimaciones de la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos calculan que podrían existir actualmente hasta nueve millones de casos de sarampión en el mundo, con 136 mil defunciones, la mayoría de ellas infantes”, indicó.

Recordó que el virus del sarampión es uno de los más contagiosos y los casos son más frecuentes durante los primeros cuatro meses del año.

El cuadro inicial de la enfermedad es parecido al de un catarro con fiebre, tos, estornudos, lagrimeo y congestión nasal. Días después se da la aparición de ronchas rojas pequeñas en la piel.

La persona infectada puede contagiar a otros desde cuatro días antes hasta cuatro días después de tener las lesiones en la piel.

Las complicaciones se dan frecuentemente en niños menores de 6 años y en personas inmunocomprometidas.