Durango. 30 de noviembre del 2019.-
Se realizan los trámites necesarios para recibir los apoyos por parte del Fondo Nacional de Desastres Naturales.

La Coordinación Nacional de Protecció Civil (CNPC) emitió declaratoria de emergencia por las intensas lluvias que ocurrieron en la entidad y que dejaron afectaciones en seis municipios del estado, la mayoría de la región de Las Quebradas.

 El titular de la coordinación estatal de Protección Civil, Guillermo Pacheco Valenzuela, informó que ya se realizan los trámites necesarios para comenzar a recibir los apoyos por parte del Fondo Nacional de Desastres Naturales.

Añadió que por instrucciones del gobernador José Rosas Aispuro, ya fueron enviados algunos insumos a Tepehuanes, que es la parte más accesible para atender a la población que permanece en un albergue.

Pacheco Valenzuela detalló que fue aprobada la declaratoria para los municipios de Tamazula, Topia, Canelas, Pueblo Nuevo, Otáez y Tepehuanes, los que resintieron los efectos de la segunda tormenta invernal y frente frío 19, que ocasionaron fuertes lluvias sobre todo en la región de Las Quebradas.

El coordinador estatal de Protección Civil precisó que las lluvias generaron 150 litros de agua por metro cuadrado, lo que generó una situación de contingencia en lugares como Tamazula, donde el río Humaya afectó la zona del Durazno quedando incomunicada la parte norte del municipio.

Asimismo, el río Tamazula también dejó consecuencias, por lo que se tuvo que evacuar a más de 120 familias que ya están en el albergue temporal de la Secundaria Número 10. También se tienen daños en varias partes de los caminos donde se tiene conocimiento de que hay 200 familias incomunicadas en Chacala por la creciente del río Los Remedios.