Estados Unidos. 16 de abril del 2021.-En el primer trimestre del 2021, mientras Estados Unidos intenta asimilar la muerte de más de 550,000 personas por la pandemia de COVID-19, otro problema acecha al país norteamericano: los tiroteos masivos.

Desde la última entrada a esta publicación (7 de abril) a este 16 de abril, Estados Unidos ha sufrido 14 tiroteos masivos más, en los cuales murieron 15 personas y 59 personas fueron heridas. Cuando se hizo esta publicación, el conteo de tiroteos del 1 de enero al 7 de abril era de 133.

Ahora, las cifras del Gun Violence Archive revelan que van 147 tiroteos masivos en lo que va del 1 de enero al 16 de abril, lo que significa que ha habido 1.3 de tiroteos masivos cada día en los que va de este 2021, más de uno por día.

La noche del 15 de abril se registró el último tiroteo masivo, el cual ocurrió en una instalación de FedEx de Indianapolis, Indiana, en el cual murieron nueve personas.

Una técnica de laboratorio trabaja en el estacionamiento del sitio donde ocurrió el tiroteo masivo en una instalación de FedEx en Indianápolis, Indiana, el 16 de abril del 2021. Imagen: Grosby Group

¿Qué es un tiroteo masivo?

La definición de lo que es un tiroteo masivo no es absoluta. Por ejemplo, para la Universidad de Stanford, un tiroteo masivo es cuando tres o más personas reciben disparos en un incidente, sin contar al perpetrador. También se excluyen tiroteos asociados a crimen organizado.

El Gun Violence Archive define un tiroteo masivo cuando en un solo incidente hay cuatro o más personas reciben disparos, sin contar a los perpetradores, en una ubicación y al mismo tiempo. Los 133 tiroteos masivos que han acontecido en este año siguen esta definición.

De estos 133 tiroteos masivos registrados por el GVA, 160 personas ha muerto y cientos han sido heridos.

Según el Pew Research, en el 2017 — año más reciente con la información más completa disponible— se reportó que 39,773 personas murieron por heridas relacionadas con armas.

Acciones de Biden sobre control de armas
El presidente Joe Biden dio a conocer un conjunto de acciones ejecutivas para combatir la violencia derivada de las armas de fuego. El mandatario se centro en la compra de “armas fantasmas”. Biden llamó los tiroteos masivos una “epidemia” y una “vergüenza internacional”. Asimismo enfatizó que estos son únicamnte los primeros pasos.

La conversación sobre el control de armas se da después de un tiroteo masivo que acabó con la vida de diez personas en Boulder, Colorado, en la que el perpetrador pasó la revisión de antecedentes para poder comprar el arma de fuego con la que cometió los asesinatos. La revisión de antecedentes es uno de los temas que se busca endurecer.