México. 20 de mayo del 2021.-Si eres de los papás que suele compartir cada paso y cada logro de tus hijos en las redes sociales, es vital que conozcas los peligros de hacerlo.

La Guardia Nacional recibió en 2020 un 33 por ciento de reportes relativos a la transmisión, almacenamiento y producción de pornografía infantil, un 22 por ciento de reportes de pedofilia y un 17 por ciento referente a acoso a menores de edad.

Esta información la publica en su edición de mayo la Revista del Consumidor al alertar los peligros de la exposición de menores en redes sociales.

En el artículo se establecen las consecuencias de practicar “sharenting” y generar una huella digital de niños y niñas en las redes, que puede afectar la seguridad de los menores.

Entre los riesgos a los que se exponen son: sufrir ciberacoso o también conocido como “grooming”; que aparezcan en sitios web inadecuados, y que sus imágenes sean usadas para fines no deseados.

Por ello, se establecen recomendaciones para cuidar a los menores, como el evitar mostrar imágenes de menores en fotos de perfil; hacer check-in de los sitios donde permanecen los menores o evitar imágenes que ayuden a identificar el sitio.

Otra sugerencia es difuminar el rostro de los pequeños y asegurarse que los menores estén siempre vestidos en las fotos. En caso de compartir fotos o videos por mensajería instantánea, la recomendación que se brinda es que sea a una persona de confianza y pedirle que evite compartirla o publicarla en sus redes sociales, o en determinado caso, pedir previa autorización.

 

¿Qué es el “sharenting”?

Es la conducta adoptada por padres de familia, que comparten fotos o videos de las actividades diarias de sus hijos en redes sociales.

 

¿Cuáles son las consecuencias?

El acecho de ciberdelincuentes que buscan obtener información de los menores y de la familia, para posteriormente utilizarla en algún delito.