México. 09 de diciembre del 2021. – La Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México (AIAM) entregó los Premios Nacionales de Ingeniería y Arquitectura 2020.

Durante la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, y frente al presidente Andrés Manuel López Obrador, se entregó el galardón  Premio Nacional de Ingeniería al ingeniero petrolero, Francisco José Garaicochea.

Por su parte, Fray Gabriel Sánchez de la Mora, de 93 años de edad, fue galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura.

En su discurso, el fraile hizo una petición al presidente López Obrador sobre no quitar los presupuestos destinados a las entidades que velan por la construcción y estados del amplio patrimonio cultural de la historia de México, que han sufrido afectaciones por la naturaleza, el hombre, el tiempo.

Cabe destacar que Sánchez de la Mora forma parte de la primera generación de arquitectura de la Universidad de Guadalajara, quien ha construido capillas, escuelas y colaboró en la construcción de la Basílica de Guadalupe, con un “profundo compromiso con la austeridad y el minimalismo”.

El arquitecto, oriundo de  Guadalajara, ha llevado a cabo 175 proyectos y cuenta con una larga trayectoria de 65 años.

Además, fue alumno de Mathias Göeritz, diseñador de las Torres de Satélite en Naucalpan; así como del austríaco Eric Coufal.

El monje benedictino se ha inclinado al diseño, renovación y recuperación de la arquitectura religiosa, como la renovación de la catedral de Cuernavaca, la Catedral de Ciudad Nezahualcóyotl, la de Guadalajara y obras en “La Villa”.

Por su parte, Francisco José Garaicochea recordó a ingenieros que no pudieron ser reconocidos por su labor y ya han fallecido.

Asimismo, indicó que aún no se ha reparado el daño por la inyección de nitrógeno a los pozos petroleros y la quema de gas a la atmósfera.

Al tomar la palabra, el titular de la AIAM destacó que este par de mexicanos “han entregado todas sus capacidades por el bienestar de los mexicanos”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador felicitó a ambos ganadores por lo que han aportado a favor del desarrollo de México.

Asimismo, se comprometió a atender todos los edificios que sufrieron daños con los sismos de 2017, cuya restauración terminará en el 2022.