Xalapa, Ver. 18 de marzo del 2020.-Por instrucciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), padres de familia deben presentar en las escuelas un formato de salud para confirmar que sus hijos no presentan síntomas propios del COVID-19, como son: tos, fiebre y cuerpo cortado.

La mañana del martes a Hugo le negaron el acceso en la escuela y lo regresaron a su casa.
Él estudia en la primaria “Modelo”, de la alcaldía Miguel Hidalgo, donde aplicaron con rigor las medidas preventivas contra el coronavirus.

Tanto docentes como padres de familia se organizaron, vía redes sociales, para elaborar el formato, el cual debe especificar si tiene algún síntoma e ir firmado.

Además en el acceso repartieron gel antibacterial y pidieron a los menores lavarse las manos con frecuencia.

En la secundaria Izkalotzin, las autoridades del plantel solamente dijeron que llevarían a cabo medidas sanitarias adicionales como la limpieza de mesa bancos, barandales, pasillos, las sillas, e indicar a cada alumno que se lave las manos cada hora.

Los padres de familia se mostraron confiados por que en las escuelas están haciendo su parte, y los estudiantes conocen las acciones a seguir.