Estados Unidos . 02 de marzo del 2023.-La Casa Blanca ha advertido este miércoles que la red social TikTok es un peligro para la seguridad nacional, alegando que la aplicación, de propiedad china, podría estar recogiendo información de los ciudadanos estadounidenses. Así lo ha afirmado la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, que confesado que la Administración Biden está preocupada por la aplicación, motivo por el que el lunes se prohibió a los funcionarios gubernamentales que la tuvieran instalada en sus dispositivos móviles. «Nos preocupa la aplicación. Nos preocupa en lo que se refiere a los datos de los estadounidenses: la recopilación de datos de estadounidenses y el posible riesgo para la seguridad nacional», ha afirmado Jean-Pierre en una rueda de prensa ante los periodistas acreditados ante la Casa Blanca.

Una aseveración que se produce después de que la Casa Blanca ordenase a las agencias federales purgar TikTok de todos los dispositivos que utilizan sus funcionarios propiedad del Gobierno estadounidense. «Así que sí, nos preocupa. Y… y, mira, vamos a seguir… de nuevo, haciendo un llamamiento al Congreso. Acabo de exponer la Agenda de Unidad del Presidente y lo que quiere hacer y las medidas que quiere tomar desde el poder ejecutivo, su autoridad. Y vamos a seguir pidiéndolo», ha añadido la portavoz del presidente.

La portavoz de la Casa Blanca ha evitado responder de forma directa a si se va a prohibir TikTok en Estados Unidos, al remitir al Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés), quien está investigando la plataforma. «TikTok plantea un problema y una pregunta. Y, por lo tanto, tenemos preocupaciones sobre eso en lo que respecta a los datos de los estadounidenses», ha reiterado Jean-Pierre, sin responder de forma específica a la pregunta.

Los funcionarios estadounidenses han expresado en reiteradas ocasiones su preocupación de que el Gobierno chino pueda presionar a ByteDance, la empresa propietaria de TikTok, para que entregue la información recopilada de los usuarios con el objetivo de que se use con fines de inteligencia o desinformación. Ya en diciembre, una ley del Congreso de Estados Unidos prohibió el uso de la popular aplicación para compartir vídeos en los dispositivos y sistemas del Gobierno federal, ante la preocupación de que ByteDance, la empresa matriz de TikTok, pudiera permitir al Partido Comunista Chino acceder a los datos de los usuarios.

Además de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea también han anunciado la prohibición a funcionarios del uso de TikTok en móviles oficiales, con motivo de las preocupaciones en torno a la ciberseguridad y protección de los datos de sus usuarios. De momento, TikTok ha rechazado tal posibilidad y consideró la decisión adoptada por las instituciones comunitarias la semana pasada como «equivocada» y basada «en conceptos erróneos».