Xalapa, Ver. 22 de enero del 2021.-

La Organización Mundial de la Salud actualizó el listado de materiales óptimos de los que deben estar hechos los cubrebocas.

Ante la pandemia de Covid-19 que se vive en el mundo, las herramientas o métodos de prevención son el ´arma´ más eficaz para hacer frente a este letal virus; siendo la utilización del cubrebocas en la población uno de los más importantes.

Ante esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó su guía para su uso, así como los materiales óptimos de los que deben estar hechos para hacer frente de manera eficaz a la propagación del SARS-CoV-2.

April Beller, experta del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, explicó que, con base en nuevas evidencias científicas, se modificó el listado de los diversos materiales de los que pueden estar hechas las mascarillas y su respectivo nivel de protección ante el Covid-19.

Tales estudios revelaron cuáles son los materiales que pueden actuar como una ´barrera´ para las microgotas que expelen las personas contaminadas cuando tosen o estornudan. Además de compartir la manera en que deben combinarse para cumplir el cometido.

“SI UNA PERSONA ESTÁ INFECTADA O TOSIENDO, TODO ENTRA A LA MÁSCARA Y NO SALE POR EL OTRO LADO, ASÍ QUE ES UNA MANERA PARA PROTEGER AL RESTO DE PERSONAS”, ESPECIFICÓ LA ESPECIALISTA DE LA OMS.
De acuerdo con la especialista, los materiales a considerar en la fabricación eficaz de un cubrebocas son:

Polipropileno
Algodón
Poliéster
Y como última opción: seda o celulosa
La guía de la OMS enfatiza que no todas las máscaras de tela tienen la misma calidad de filtración, uno de los factores determinantes para su efectividad.

Por ello, Beller, explicó que lo óptimo es combinar las telas y que la mascarilla tenga tres capas.

Primer capa: Algodón – el material más absorbente debe estar cercano a la boca, para que, en caso de toser, las gotas de saliva no puedan salir por el otro lado.
Segunda capa: Poliéster – si la mascarilla llega a mojarse, ésta podría infectarse.
Tercera capa: Polipropileno – material utilizado para las mascarillas quirúrgicas.

No obstante, la misma OMS exhortó a la población a evitar utilizar el cubrebocas conocido como ´N95´, ya que éstos son los que se utilizan por los trabajadores de la salud que estén en contacto con personas infectadas y, de presentarse niveles altos en su compra, podrían escasear ante la lucha contra la pandemia.

Han sido varias las marcas que han puesto un pie adelante en la carrera por crear la mascarilla más eficaz para evitar la infección del Covid-19, todo bajo las normas de la OMS.

Tal es el caso de la compañía Donut Robotics, quien creó el novedoso cubrebocas C-Mask, que además de prevenir la infección, amplifica la voz del portador e incluso traduce hasta ocho idiomas mientras se utiliza.

Asimismo, investigadores israelíes diseñaron un cubrebocas capaz de eliminar la presencia del virus, gracias a una fibra de calor que inactiva al virus debido a sus altas temperaturas que alcanza al ser conectado a la corriente eléctrica.

Reglas para el uso del cubrebocas
No obstante, a pesar de contar con una mascarilla hecha a base de los materiales anteriormente señalados, el uso del cubrebocas debe practicarse con ciertas reglas para mitigar aún más la presencia del virus.

Los especialistas de la OMS señalan que el buen uso del cubrebocas es tan importante como el material del que están hecho, por lo que hay que seguir las siguientes reglas.

Lavarse o desinfectarse las manos antes de portar el cubrebocas
En caso de utilizarlo poco tiempo, éste puede ser guardado en un bolsa de plástico para volver a utilizarlo
Toma el cubrebocas por los cordones y no de la tela
El cubrebocas deberá tapar nariz, boca y mentón