Xalapa, Ver.- Edgar Galindo, profesional de la psicología egresado de la Universidad Veracruzana (UV) y actualmente adscrito al Centro de Investigación Integrada en Salud de la Universidad de Évora, Portugal, definió al estrés como un fenómeno psicobiológico de reacción del organismo ante situaciones críticas.

El también especialista en psicología clínica y miembro del Colegio de Psicólogos Portugueses, estuvo el martes 15 de noviembre en el Instituto de Investigaciones Psicológicas de la UV y ofreció la conferencia “Psicología del estrés, un reto en nuestro mundo contemporáneo”, como parte del Foro Internacional “Acciones de la psicología frente al escenario post-pandemia”.

Planteó que el estrés es un problema de salud que afecta a gran parte de la población en las sociedades industriales modernas, en donde la mayoría de las personas lo enfrentan utilizando sus propios recursos psicológicos y sociales; no obstante, un número significativo son víctima de estados crónicos estresantes que afectan sus relaciones familiares y su desempeño laboral.

Todo ser humano reacciona ante diversas situaciones con un conjunto de herramientas cognitivas, conductuales y emocionales, pero cuando una persona no puede resolver la situación en un tiempo razonable y con esfuerzo adecuado se produce un estado de estrés que incluso llega a nivel crónico, indicó el también profesor de la Universidad Lusófona de Humanidades y Tecnología de Portugal.

 

Durante su exposición hizo un análisis del estrés desde una perspectiva de la psicología; la salud, dijo, no es sólo un proceso biológico, también emocional, cognitivo y conductual afectado simultáneamente por factores culturales.

Compartió que participó en una investigación internacional sobre impacto del estrés en la población derivado por el SARS-CoV-2, y observaron que son dos grupos los afectados mayormente: el personal de salud (desde quien limpia los pisos hasta los médicos), y los jóvenes, adolescentes y adultos jóvenes “que fueron los que más sufrieron, según nuestros datos”.

Indicó que ante esta situación pusieron en marcha el programa “Manejo optimista del estrés”, que aplicaron a personal de enfermería y consiguieron el objetivo general en cuanto a la reducción de los niveles del padecimiento en este personal de salud.

 

Edgar Galindo indicó que todas las enfermedades del ser humano son fenómenos psicológicos y biológicos cuyos factores están interligados y es difícil separarlos; en el caso del estrés, dijo que no hay un tratamiento específico pero sí métodos y técnicas de control como la natación, practicar algún deporte, escuchar música, realizar actividades recreativas y socializar.

Si el estrés es crónico, el investigador recomendó buscar ayuda y consejo profesional para evitar complicaciones serias.

Con información de Universo