Xalapa, Ver.- Estudiantes de primer semestre de la Facultad de Bioanálisis de la Universidad Veracruzana (UV) presentaron resultados de los proyectos realizados en el marco del programa Estudiando T, para la solución de problemas prácticos a los cuales se enfrentarán al egresar de su formación profesional.

En el Aula Magna de la Unidad de Ciencias de la Salud, Edgar Nájera Morales, director de Innovación Educativa de la Dirección General de Desarrollo Académico e Innovación Educativa (DGDAIE), inauguró este foro y destacó las bondades de esta estrategia que abona a disminuir los índices de reprobación y deserción escolar durante los dos primeros semestres de la licenciatura.

Entre sus objetivos, Estudiando T dirige a los universitarios al campo de la investigación, a fin de que adquieran las habilidades, destrezas y conocimientos básicos necesarios para el desarrollo de sus competencias.

“Justamente, este programa atiende estas necesidades importantes.”

En su discurso, el funcionario señaló que, a nivel nacional, los índices de retención y deserción indican que los dos primeros años de la carrera universitaria son críticos.

Lo anterior va en el sentido de poder mantener a las y los estudiantes interesados en la carrera elegida, puesto que se presentan altos índices de deserción.

 

En el caso de la UV, algunas encuestas y evaluaciones realizadas a recién egresados revelan que uno de los elementos clave respecto a los programas educativos (PE) es la vinculación que puedan tener con el entorno social, económico, político y ambiental.

Ante estudiantes, autoridades y académicos de la Facultad de Bioanálisis, Víctor Manuel Alcaraz Romero, coordinador general del Programa Estudiando T, subrayó que gracias a esta iniciativa las y los estudiantes tienen la posibilidad de acercarse a la realidad durante los dos primeros semestres de la carrera y no en los últimos o cuando egresan.

De este modo pueden darse cuenta de la importancia del conocimiento que han adquirido de manera progresiva.

“El programa Estudiando T ha planteado que los profesores deben trabajar de forma conjunta para que los alumnos encuentren el sentido de cada una de las experiencias educativas (EE) y conocimientos adquiridos.”

Entre sus objetivos están: proporcionar una formación teórico-práctica sólida que enfrente al estudiante a los problemas de la disciplina; atender las dificultades con las que llega el alumno a la universidad; llevarlo de modo progresivo a la solución de problemas prácticos que atenderán a su egreso de la Universidad, por citar algunos.

Con esta estrategia, los estudiantes pueden acercarse a la realidad durante los dos primeros semestres de la carrera
Con esta estrategia, los estudiantes pueden acercarse a la realidad durante los dos primeros semestres de la carrera

En la actualidad, el programa opera en la región Xalapa y ha sido adoptado por PE como: Bioanálisis, Geografía, Biología, Ciencias Químicas, Psicología, entre otros.

En su oportunidad, Sandra Luz González Herrera, directora de la Facultad de Bioanálisis, comentó los problemas a los cuales se enfrentan los estudiantes a su ingreso a la Universidad, en un entorno riguroso, exigente y con mayor responsabilidad e independencia.

Expuso que lo anterior puede generar dificultades de adaptación ante el nuevo escenario, desinformación sobre la carrera y falta de herramientas para enfrentar los estudios universitarios, orillándolos a reprobar o desertar.

“Esta mirada a los problemas que ocurren fuera del aula y que resolverán como químicos clínicos despierta la creatividad, el trabajo colaborativo, el entusiasmo, los vuelve analíticos y propositivos, incrementa el compromiso académico e incide favorablemente en su rendimiento académico”, expresó al agradecer la colaboración de los docentes.

Dentro del foro destacó la participaron de alrededor de 30 estudiantes de primer semestre de la Licenciatura en Química Clínica, del periodo agosto 2022-enero 2023, divididos en cinco equipos.

Con información de Universo