Xalapa, Ver.- Estudiantes de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Veracruzana (UV) participaron en un concurso para evaluar prototipos de cohetes a reacción, resultado de la experiencia educativa (EE) Física, a cargo del académico Guillermo Fox Rivera.

A través de dicha actividad, los jóvenes resolvieron un problema consistente en desarrollar un cohete de reacción con materiales reciclables y reutilizables, menos inflamables; es decir, no se les permitió utilizar gasolina, pólvora o alcohol.

Alrededor de 90 alumnas y alumnos de primer semestre, de las Aulas 19 y 47, organizados en 20 equipos, exhibieron sus prototipos en la cancha de futbol rápido ubicada frente a la Unidad de Ingeniería y Ciencias Químicas.

Al final se premió al que logró que su proyectil alcanzara una máxima altura y se mantuviera mayor tiempo en el aire.

Por ello, partieron de los conocimientos adquiridos, de sus experiencias y del trabajo en equipo. Para lograr expulsar los cohetes, también utilizaron agua, jabón, champú o aire comprimido.

Fox Rivera dio a conocer que tuvieron dos semanas para desarrollarlos, actividad que combinó varios temas abordados en la EE, entre ellos: las leyes de Newton, tiros parabólicos y distintos tipos de movimientos.

“Son cohetes a reacción, tercera ley de Newton; harán un tiro parabólico, eso es movimiento; la idea es ver cuál vuela más alto y permanece más tiempo en el aire.”

Se trata de una actividad lúdica que motiva a los jóvenes a trabajar en equipo, investigar, desarrollar un prototipo, realizar algunos experimentos, documentar su labor, y dar seguimiento al proceso.

Los Ingeniosos del Aula 47 fue el equipo ganador integrado por: Nancy Abigail Díaz, José Juan Martínez, Herlin Ortiz, Eduardo Rasso y Luis Ángel Sánchez. Su proyectil alcanzó una altura de 25 metros.

Los ganadores del primer lugar obtuvieron su exención del examen final con calificación de 10.

De esta misma aula hubo otros equipos que lograron destacar, entre ellos: Robbins, Navilas y San Pedro.

El segundo lugar fue para el equipo Zathura, del Aula 19, conformado por: Christian Castro, Amelie Gómez, Mariel Ladrón de Guevara, Valeria Martínez, Raúl Ruano y Karime Trinker.

Alex Uriel Mendoza Hernández, integrante del equipo Maga, dijo que la investigación fue fundamental para desarrollar su prototipo y conocer más sobre el proceso de expulsión.

Una forma común de hacerlo es con agua, y de esta manera surgió su prototipo hecho a base de una botella de plástico. En la parte superior colocaron el cuello de la misma para que se le apreciara una forma más aguda.

Antes, lo probaron en los campos de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), donde se elevó cerca de 20 metros.

Arantza Segura García, del equipo Titanes de la Ingeniería, comentó que se apegaron a las reglas instauradas por el maestro, en el sentido de no usar pólvora u otros elementos que significaran un peligro para el resto de sus compañeros, por lo que tuvieron que ingeniárselas.

Con información de Universo