Estados Unidos. 13 de julio del 2023.-La píldora se llama Opill y podrá comprarse en distintos tipos de comercios, desde farmacias a tiendas de alimentación, al igual que por internet; estará disponible para millones de personas

La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) de Estados Unidos de América (EUA) aprobó la primera píldora anticonceptiva que podrá adquirirse sin receta médica en este país, informó el organismo en un comunicado.

La aprobación permitirá el acceso a este método anticonceptivo a millones de personas en Estados Unidos, recalcó la doctora Patrizia Cavazzoni, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, quien subrayó que esta píldora es “segura” y “más efectiva” que muchos de los métodos sin receta que se utilizan para evitar embarazos no deseados.

El medicamento podrá comprarse en distintos tipos de comercios, desde farmacias a tiendas de alimentación, al igual que por internet.

La fecha de su comercialización y el precio será determinado por el fabricante de esta píldora denominada Opill, detalló el comunicado, que subrayó la importancia de aprobar este medicamento porque “reduce las barreras de acceso” a este método anticonceptivo y permite conseguirlo sin necesidad de acudir al médico.

Según los datos de la FDA, casi la mitad de los 6.1 millones de embarazos que se producen al año en Estados Unidos son no deseados.

Los embarazos no deseados, añadió el comunicado, están relacionados con riesgos como los partos prematuros o problemas de salud de los recién nacidos.

Por eso, la FDA consideró que poder acceder a esta píldora anticonceptiva puede ayudar a reducir los embarazos no deseados y sus potenciales efectos negativos.

La eficacia de la píldora se estableció ya cuando fue fabricada para su uso con receta, en 1973.

La farmacéutica HRA Pharma solicitó la aprobación de su uso sin receta, y para ser aprobado tuvo que demostrar que el producto se puede utilizar de forma segura y efectiva sin necesidad de asistencia del personal sanitario.

Los estudios han demostrado que la información que facilitaba este medicamento era alta y suficiente para el consumidor.

La FDA recordó en su comunicado la forma en que la píldora debe tomarse -cada día sin falta a la misma hora- para que sea efectiva y relató los efectos secundarios o la importancia de vigilar su combinación con otros medicamentos para evitar efectos adversos y recordó que esta píldora no sirve para proteger ante enfermedades de transmisión sexual o para tomar después de practicar sexo sin protección.