El ex primer ministro de Japón, Shinzo Abe, recibió un disparo durante un discurso de campaña el viernes en el oeste de Japón, por lo que fue trasladado en avión a un hospital, pero no respiraba y su corazón se había detenido, dijeron las autoridades

El canciller de México lamentó lo sucedido.

“Lamentamos profundamente el atentado al ex-Primer Ministro Shinzo Abe, amigo de México y muy respetada figura de Japón en el mundo.Hacemos votos porque pueda superar la grave situación médica en la que se encuentra.Nuestra solidaridad con su familia,amigos y el pueblo japonés

¿Quién disparó al ex primer ministro de Japón, Shinzo Abe?
El oficial del departamento de bomberos local, Makoto Morimoto, dijo que Abe sufrió un paro cardíaco y pulmonar después de recibir un disparo y fue trasladado a un hospital de la prefectura.

El secretario en jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno, dijo a los periodistas que la policía arrestó a un presunto atacante masculino en el lugar.

“Un acto de barbarie como este es absolutamente imperdonable, sin importar las razones, y lo condenamos enérgicamente”, dijo Matsuno.

La emisora ​​pública NHK transmitió imágenes que mostraban a Abe colapsado en la calle, con varios guardias de seguridad corriendo hacia él.

Según los informes, le dispararon unos minutos después de que comenzó a hablar afuera de una estación de tren principal en el oeste de Nara.

Diversas fracciones políticas condenaron el asesinato de Shinzo Abe
El primer ministro Fumio Kishida, que pertenece al mismo partido político que Abe, se dirige a Tokio en un helicóptero desde el destino de su propia campaña, Yamagata, en el norte de Japón.

Matsuno dijo que todos los ministros del Gabinete regresarán a Tokio de sus viajes de campaña. En otra grabación, los funcionarios de la campaña rodeaban para tratar al popular exlíder que todavía es influyente en el gobernante Partido Liberal Democrático y encabeza su facción más grande, Seiwakai.

Las elecciones para la cámara alta de Japón, la cámara menos poderosa de su parlamento, son el domingo.

Abe estaba dando un discurso cuando la gente escuchó disparos. Se estaba sosteniendo el pecho cuando colapsó, su camisa estaba manchada de sangre, pero pudo hablar antes de caer inconsciente.