Xalapa, Ver. 31 de enero del 2020.-
La leyenda del ciclismo nacional habría perdido la vida por un paro respiratorio
El ciclista tlaxcalteca Fernando Miguel Arroyo Rosales, conocido como ‘El Halcón de Huamantla’, falleció este jueves a los 53 años de edad.

Arroyo Rosales alcanzó los primeros planos en el ciclismo y participó en el Tour de Francia en el primer lustro de los noventas.

“Para cualquier ciclista profesional, actuar en la Tour de Francia es un sueño debido a que es la prueba más exigente, la más reconocida y en donde todos desean sobresalir. Lo haré a mi manera y con tiempo, sin precipitaciones”, comentó tras la hazaña.

Reportan que el ciclista se sometió a una operación este día y murió por un paro respiratorio.

En su natal Tlaxcala y en el mundo, Miguel Arroyo dejó una huella en el deporte que difícilmente alguien podrá borrar.

Miguel Arroyo se dio a conocer ante el mundo en 1987, cuando apareció en la ruta Maya-Caribe y desde entonces, sólo tuvo éxitos. En 1988 ganó la Clásica del Sol de Guadalajara, la cuarta carrera de montaña de Querétaro, la escalada de Tatlahuitepec y la Vuelta de la Juventud.

Ese éxito llevó al ciclista a integrarse en el equipo ADR de Bélgica con el apoyo de Otto Jácome y Greg Lemond, quienes en ese entonces eran buscadores de talento. Su salto al plano internacional fue en 1994 cuando participó en el Tour de Francia.

En la prueba por etapas, Miguel Arroyo terminó en el puesto 48, a tan sólo 1:44:11 del campeón, Miguel Indurain. Ese fue la mejor posición que consiguió el ‘Halcón de Huamantla‘, pues aunque corrió la vuelta dos veces más en 1995 y 1997, terminó en los puestos 61 y 76 respectivamente.

El Tour de Francia no fue la única vuelta grande que dio el mexicano, pues antes en 1989 lo había hecho en el Giro de Italia, quedando en el lugar 60. Eso sí, en 1995 tuvo su revancha y quedó en el puesto 25. En 1992 corrió la Vuelta de España y terminó en el lugar 36.