Xalapa, Ver., 14 de enero.- La iglesia católica señaló que en los cambios en las actas de nacimiento para las 32 entidades federativas se observa “una nueva intromisión del gobierno federal en detrimento de los Estados de la República Mexicana, con ello invaden su ámbito de facultades y pisotean la autonomía de los poderes”.

La iglesia refiere que el paquete de iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto presentadas el 17 de mayo del 2016, avanzan y trabajan en el adoctrinamiento de la sociedad para cambiar el lenguaje e imponer la ideología de género.

“Observamos con preocupación esta nueva intromisión del gobierno federal en detrimento de los estados de la República Mexicana. Con ello invaden su ámbito de facultades y pisotean la autonomía de poderes”

Acusaron que el gobierno federal “dio un duro golpe” a la estructura familiar, al modificar las actas de nacimientos para desaparecer de ahí las palabras “padre” y “madre”, “paterno” y “materno” en las 32 entidades federativas acusó la iglesia católica.

A través del comunicado dominical enviado por la oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, a cargo del director y presbítero, José Manuel Suazo Reyes, expresan que en base en un acuerdo federal generado por la Secretaría de Gobernación y firmado por las 32 entidades, con el pretexto de facilitar los trámites para obtener una copia del acta de nacimiento de una persona, en cualquier parte de la república y hasta en el extranjero, el gobierno de la República hizo cambios a las actas de nacimiento.

El objetivo de estos cambios, refiere la iglesia católica es “cambiar la realidad del arraigo de la familia en base a una ideología: la ideología de género”.

Agrega que “Con esta imposición se da continuidad a la implementación de la agenda de género ya que contradice la naturaleza humana, pues todos procedemos de la unión de un hombre (papá) y una mujer (mamá), pasando por alto los datos de la ciencia y de la razón”, señala.

La iglesia advirtió que por ahora se cambia el acta de nacimiento, más adelante serán también otros documentos como puede ser el acta de matrimonio y de defunción, entre otros, que tienen que ver con la identidad del ser humano.

“Con esta imposición se destruye el vínculo de parentesco natural entre las personas, se desmantela el concepto de familia y se está abriendo la puerta para imponer una ideología. ¿Qué necesidad existe de violentar la realidad y cuál es la bondad de este cambio y ataque” señala.

Estas modificaciones se dieron a conocer el pasado 11 de enero de 2018, a través de algunos medios de comunicación, en los que se da a conocer que el gobierno de la República había presentado oficialmente las “Actas de Nacimiento Virtuales” con un nuevo formato único nacional.

“El asunto es que ahora los mexicanos no tendremos “papá” ni “mamá” en las nuevas actas de nacimiento. Se trata de un golpe duro a la institución familiar ya que se desvincula a la persona de sus orígenes naturales” acusa.

En el nuevo formato virtual se eliminaron los términos “Nombre del padre” y “Nombre de la madre”, así como los datos de los abuelos, tanto paternos como maternos, que en forma expresa y clara aparecían en las actas de nacimiento anteriores.

Ahora en lugar de esos términos simplemente aparece la expresión “Datos de filiación”. De esta manera, este nuevo formato digital eliminó los términos “padre” y “madre” y envió la referencia de los abuelos a las anotaciones marginales.