El jugador maliense Ousmane Coulibaly sufrió un infarto durante un partido de la Liga de Qatar este sábado y tuvo que ser reanimado en el terreno de juego antes de ser trasladado a un hospital para seguir recibiendo tratamiento médico.

El jugador del Al-Wakrah, de 32 años, sufrió un paro cardiorrespiratorio durante el partido entre su club y el Al-Rayyan, poco antes del final de la primera mitad. Coulibaly se desplomó dentro de su propia portería y fue atendido de emergencia en el césped.

El colapso de Coulibaly, exjugador del Panathinaikos, recordó el paro cardiorrespiratorio sufrida por el danés Christian Eriksen, quien cayó desplomado al suelo contra Finlandia en la Eurocopa celebrada el pasado mes de junio y tuvo que ser reanimado en el campo.

Coulibaly, que jugó durante muchos años para la selección de Mali, no fue seleccionado para la Copa África que se disputa este mes. Además de Grecia, el africano también desarrolló su carrera en Francia, en el Brest y el Guingamp. Fichó por el Al-Wakrah la temporada 2019-20