Ciudad de México. 03 de agosto del 2021.- Ante la entrada en vigor del tope máximo de precios del Gas Licuado (LP), la Unión de Gaseros del Valle de México anunció la suspensión indefinida de actividades a partir de este martes, debido a “una falta de capacidad económica” que les permita realizar la entrega diaria del hidrocarburo.

José Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México, señaló que de las 8 mil unidades establecidas en el Área Metropolitana, el 65% no prestó servicio este martes.

“Cuando se regulan los precios por la directriz de emergencia económica para el hidrocarburo, dejan fuera al ‘comisionismo’, actúan directamente sobre un precio regulado, el cual no obedece la competencia económica que actualmente trabajábamos porque es precio regulado internacional, y cuando se exige que las empresas (den un precio fijo), se deja fuera a todas las personas que nos encargamos del reparto”, afirmó.

El presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México refirió que el paro de actividades afecta directamente 16 mil empleados y a 25 mil familias en la Ciudad de México y en el Estado de México, y advirtió que el impacto puede aumentar, toda vez que gaseros de cinco estados más se unieron a la movilización: Hidalgo, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Veracruz.

“Es una suspensión de actividades a nivel nacional porque el precio así fue regulado, no es un tema local, no se reduce al Estado de México ni al Área Metropolitana, es un acuerdo que autoriza la Secretaría de Energía (Sener), por medio de la CRE y que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación como precio nacional y va cotizado con al sector de cada región”, planteó.

Rodríguez explicó que el modelo impuesto por el Gobierno de México no contempla a todos los permisionarios autorizados por la Secretaría de Energía (Sener), por lo que urgió a los directores de las plantas distribuidoras de gas LP como Global Gas, Gas Nieto, Reyes Gas, Gas Chapultepec, entre otras, y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) reunirse con ellos para dar solución al tema.

“La petición es que no nos dejen fuera del modelo de negocio. A nosotros más que las autoridades nos interesa tener contacto directo con la planta que se encarga de distribuir, si no tenemos un acuerdo con ellos, tendremos que buscar una forma escalable para hablar con una autoridad que pueda darnos la oportunidad de ser escuchados”, declaró.

“Estamos haciendo las cosas bien, no hemos actuado de una manera incorrecta que afecte más a la ciudadanía con el desabasto de combustible, pero si me gustaría decir que nosotros necesitamos tener urgentemente un acuerdo con las plantas distribuidoras, así como con las autoridades que las regularizan y tener un acercamiento que hasta hoy no nos han permitido tener”, añadió.

En ese sentido, la Unión de Gaseros del Valle de México hizo un llamado a la sociedad a solidarizarse con ellos y entender el motivo de la “lucha” que han decidido emprender en favor de sus derechos laborales y humanos“.

“Queremos trabajar y servirles, solamente queremos que comprendan que no se violenten nuestros derechos individuales, que entiendan que nosotros necesitamos tener un ingreso para entregar el gas, si nosotros no tenemos un margen operativo no se puede. Un ejemplo es el portatilero, quienes cargan el cilindro en sus hombros y lo suben al último piso de la colonia Narvarte, ellos son los que hoy quedan desempleados, ni siquiera tienen prestaciones o un ingreso”, puntualizó.

Ayer, un grupo de personas causó destrozos en la planta gasera “Lomas Gas”, ubicada en Huixquilucan, en el Estado de México y rompió los cristales de varias unidades de gas, sin embargo, Gaseros Del Valle de México en conjunto con Unión Sur informaron que sus integrantes no formaron parte de “ningún acto violento en contra de la empresas”.

“Nos deslindamos y rechazamos todos los actos violentos que han surgido a manos de terceros hasta este momento. Reiterando que somos una organización pacíficas con intenciones de resolver cualquier problemática existente a través del diálogo”, informaron a través de un comunicado.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas L.P. y Empresas Conexas A.C. (Amexgas) se deslindó de las acciones de Grupos de Comisionistas independientes “que no tienen permiso de distribución y están bloqueando las plantas, impidiendo que salgamos a trabajar y suministrar los hogares y comercios”.

A través de su cuenta de Twitter, señaló que los distribuidores comunicaron a las autoridades los riesgos y afectaciones implícitos, así como su interés en coadyuvar en una solución integral que resuelva el problema de fondo en beneficio de los consumidores de gas.

El pasado 30 de julio, la Comisión Reguladora de Energía anunció que todos los sábados modificará el precio máximo en que podrá ser vendido el gas LP para que los distribuidores puedan ajustar sus precios.

La CRE indicó que el acuerdo se emitió para cumplir con la directriz de emergencia para el bienestar del consumidor de gas licuado de petróleo que publicó la Secretaría de Energía el pasado 28 de julio y que tendrá vigencia de seis meses.

La noche del jueves, la Comisión Reguladora de Energía aprobó por unanimidad el proyecto de acuerdo en el que se establece la regulación de precios máximos de gas licuado de petróleo (gas LP), objeto de venta al usuario final, y lo publicó en el portal de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer).