CDMX. 01 de Noviembre del 2019.-Gilda Margarita Austin y Solís, madre del ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, aceptó ser extraditada a México para enfrentar el proceso que se sigue en su contra por los delitos de asociación delictuosa y lavado de 7.4 millones de pesos, relacionados con el caso Odebrecht.

El abogado Javier Coello Trejo confirmó que su cliente pidió, hace 15 días, venir a México y destacó que corresponderá al juez de la causa determinar si la mujer de 71 años sigue su proceso en libertad. Se espera que este sábado se lleve a cabo en el Reclusorio Norte la audiencia de imputación.

Austin y Solís cuenta con una suspensión definitiva que impide que sea privada de la libertad cuando arribe a la Ciudad de México, aunque a su llegada será puesta a disposición de un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte.

El 23 de julio, la madre de Emilio Lozoya fue capturada en la isla de Juist, Alemania, e internada en un centro de detención