Xalapa, Ver., 30 de enero.- Entre lo desviado del Fondo de Pensiones del Estado, las deudas del gobierno y falta de aportación de quienes cotizan en el IPE, se tiene un faltante de 13 mil millones de pesos en el Instituto de Pensiones del Estado.

El Auditor General Antonio Portilla Vásquez, explicó que a la fecha hay tres denuncias penales del ejercicio fiscal 2015 y en el 2016 se presentó un informe en el que se detalla el monto total de lo que se ha dejado de transferir como parte de cuotas y aportaciones, así como el subsidio que no entregó Sefiplan.

En el 2016 se detectó que órganos autónomos, descentralizados y ayuntamientos les deben por cuotas y aportaciones por 825.8 millones de pesos, en el caso del Estado el monto supera los 7 mil millones, por lo que la deuda total que se mantiene con el IPE es de 8 mil 713 millones de pesos.

En la sesión de preguntas y respuestas durante su comparecencia, justificó el trabajo del órgano que preside observó en su momento que los Estados Financieros que entregó la administración de Javier Duarte, no correspondían a la realidad financiera del Estado.

A pregunta expresa de la diputada Daniela Griego recordó que presentaron tres denuncias por el desvío de mil 439.8 millones de pesos y 2 mil 700 millones de pesos, que se tomaron de manera irregular de los Fondos del IPE.

Además de que se detectó que la Sefiplan tomó “prestado” 247 millones de pesos que no fueron reintegrados a la cuenta bancaria, todo eso se refleja en las observaciones del penúltimo año de la administración de Javier Duarte.

Foto: Iván Murrieta.