México. 29 de abril del 2022.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados una iniciativa para la protección del espacio aéreo, con el fin de disuadir amenazas y su uso ilegal, mediante los recursos de la Fuerza Aérea Mexicana.

La minuta propone expedir la Ley de Protección del Espacio Aéreo Mexicano, argumentando que el marco jurídico vigente dificulta la aplicación de sanciones a tripulantes y propietarios de aeronaves que sobrevuelan y aterrizan irregularmente en el territorio nacional.

“El más grave riesgo que esta situación genera es la posibilidad de una colisión entre un vuelo que incurre en el uso ilícito del espacio aéreo y un vuelo comercial”, advirtió en la exposición de motivos.

Actualmente, Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano, adscrito a la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), ejerce tareas administrativas, sin embargo, no posee atribuciones para vigilar y proteger, lo que genera un vacío legal al que responde la iniciativa.

La propuesta plantea la creación del Sistema de Vigilancia y Protección del Espacio Aéreo Mexicano, cuyo objetivo es coordinar a las dependencias y entidades federales para inhibir las operaciones aéreas ilícitas que atenten contra la seguridad nacional.

Estas dependencias son las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), Marina, Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Seguridad y Protección Ciudadana, Hacienda y Crédito Público, y Gobernación.

En tanto, la SICT tendrá como facultad regular la explotación, uso y aprovechamiento del espacio aéreo nacional respecto de los servicios de transporte civil. Mientras que la Sedena estará a cargo de vigilar y proteger dicho espacio al identificar a aeronaves que circulen fuera de la norma.

En segundo lugar, se crea el Centro Nacional de Vigilancia y Protección del Espacio Aéreo, integrado con recursos humanos, materiales y tecnológicos de la Fuerza Aérea Mexicana y la Comandancia del Sistema Integral de Vigilancia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, cuya función será vigilar el tránsito ilegal, así como “actuar contra aquellos que transgredan la seguridad de la aviación civil”.

El Ejecutivo también propuso la creación del Consejo Nacional de Vigilancia del Espacio Aéreo, que será el órgano responsable de integrar y coordinar acciones orientadas a preservar la seguridad y soberanía del espacio aéreo.