Reino Unido. 05 de abril del 2020.-El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido ingresado en un hospital como medida de “precaución” ante los “síntomas persistentes” provocados por la Covid-19, ha anunciado este domingo un portavoz de Downing Sreet.

Johnson, de 55 años, informó de que había dado positivo por coronavirus el pasado 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces en su residencia oficial en Londres.

“Bajo las recomendaciones de su médico, el primer ministro ha ingresado en un hospital para que se realicen pruebas”, ha indicado el portavoz oficial del jefe de Gobierno en un comunicado, que añade que “el primer ministro continúa teniendo síntomas persistentes de coronavirus diez días después de haber dado positivo.

Johnson informó de que había dado positivo el pasado 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces

Downing Street, que hasta ahora ha mantenido que Johnson había desarrollado “síntomas leves”, subraya que no se trata de un ingreso de “emergencia” y que el primer ministro muestra, entre otros síntomas “temperatura alta”. El comunicado recalca además que Johnson se mantiene a cargo del Gobierno y en contacto con sus ministros y altos funcionarios.

”El primer ministro agradece a los trabajadores del NHS (sistema de salud público) su increíblemente duro trabajo y urge a los ciudadanos a continuar cumpliendo las recomendaciones del Gobierno de permanecer en casa, proteger el NHS y salvar vidas”, señala el comunicado de Downing Sreet.

El primer ministro agradece a los trabajadores del NHS (sistema de salud público) su increíblemente duro trabajo y urge a los ciudadanos a continuar cumpliendo las recomendaciones del Gobierno de permanecer en casa”

La pareja del primer ministro, Carrie Symonds, embarazada del primer hijo de ambos, ha informado por su parte de que ha pasado una semana en la cama con síntomas compatibles con el nuevo coronavirus, si bien no ha llegado a someterse a una prueba diagnóstica. Ella misma ha explicado en su perfil de Twitter que ha pasado la última semana en cama pero que ahora ya se siente mejor y más recuperada.

“He pasado la última semana en la cama con los principales síntomas del coronavirus. No he tenido que hacerme la prueba y, tras siete días de descanso, me siento más fuerte y estoy recuperada”, ha relatado Symonds, que añadió: “Estar embarazada con Covid-19 es obviamente preocupante. A otras mujeres embarazadas, por favor lean y sigan la guía más actualizada, que encontré muy tranquilizadora”. Boris Johnson, de 55 años, y Carrie Symonds, de 32, anunciaron el pasado febrero que estaban esperando un hijo para principios de verano y que se iban a casar

En el Reino Unido se han registrado hasta ahora 4.903 muertos por Covid-19, tras un aumento de 621 víctimas mortales comunicado este domingo, y los contagios totales confirmados son 47.806, tras 195.524 test realizados