Veracruz, Ver., 16 de marzo.- El obispo Luis Felipe Gallardo Martín del Campo admitió que prohibió celebrar misas en la diócesis de Veracruz al sacerdote Alejandro Solalinde por considerarlo “incongruente”.

El prelado consideró que el sacerdote de la diócesis de Tehuantepec no promulga la comunión con la Iglesia Católica al atacar a sus jerarcas.

“Yo se lo prohibí por una razón, diríamos así, de coherencia, de fe, coherencia de fe, ¿qué significa la misa? ¿Qué dice San Pablo? Todos los que nos alimentamos de un solo pan y de un solo vino, somos un solo cuerpo, la eucaristía es el signo supremo de comunión en Cristo, esa es la iglesia, y tú quieres celebrar la misa y tirarle a la Iglesia, tirarle a los obispos, que no hacen nada, eso es incoherencia”, subrayó.