México. 09 de agosto del 2021.- El Instituto Nacional Electoral (INE) confirmó que para 2022 los partidos políticos tendrán un financiamiento de más de 5 mil 800 millones de pesos.

La Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos aprobó, en sesión pública, el anteproyecto de acuerdo de las prerrogativas que las fuerzas políticas recibirán el año próximo por concepto de actividades ordinarias permanentes, actividades específicas, franquicias postales y franquicias telegráficas.

El director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos, Patricio Ballados, explicó que se determinó la bolsa con el monto total debido a que todavía está pendiente que se cierre el tema de los resultados electorales, por lo que una vez que se concrete se dividirán los recursos que corresponda a cada uno.

“Como todavía no tenemos una definición final de cómo se definirá, lo que hemos hecho es generar cuál es la bolsa, con independencia de cómo se va a distribuir, porque eso quedará definido una vez que quede toda la ruta jurisdiccional en la que se están desahogando todavía los medios de impugnación y tendremos claridad a finales de agosto y para el 1 de septiembre”, apuntó, por su parte, la consejera Claudia Zavala, presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos.

Ballados detalló que la bolsa general de las prerrogativas contempla 5 mil 543 millones 960 mil 204 pesos para actividades ordinarias permanentes; 166 millones 318 mil 806, para actividades específicas; 110 millones 879 mil 204, para la franquicia postal, y 693 mil 490 pesos correspondiente a la franquicia telegráfica.

Explicó que la fórmula que se utilizó para hacer el cálculo de la bolsa del financiamiento público anual fue considerando el número total de ciudadanos en el padrón electoral, que asciende a un total de 95 millones 170 mil 381 personas, así como el 65 por ciento del valor de la UMA (89.62 pesos), que corresponde a 58.25 pesos.

El anteproyecto del financiamiento de los partidos será incorporado al presupuesto que presente el INE para 2022, el cual deberá ser aprobado por el Consejo General.