México. 14 de julio del 2023.-El gobierno federal también deberá bajar las conferencias matutinas donde menciona a la senadora panista por uso indebido de recursos públicos y vulnerar los principios de equidad en la contienda

La Comisión de Quejas del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó este jueves al presidente Andrés Manuel López Obrador abstenerse de comentar sobre aspirantes presidenciales y en particular de la senadora Xóchitl Gálvez, a quien ha criticado en al menos seis conferencias matutinas de los últimos días, rompiendo con una larga tradición de no intervenir en la contienda por la sucesión.

Además, luego de que Xóchitl Gálvez interpusiera la denuncia contra el mandatario porque en sus conferencias del 3, 4, 5, 7 y 11 de julio arremetiera contra ella, acusándola de ser la candidata o representante “de la oligarquía en el 2024”, “de la mafia en el poder”, así como de engañar a la gente y ser cómplice de los expresidentes Vicente Fox y Carlos Salinas, la Comisión resolvió también bajar dichas conferencias matutinas por uso indebido de recursos públicos y vulnerar los principios de equidad en la contienda.

El organismo electoral ordenó al mandatario que:

Se abstenga, bajo cualquier modalidad o formato, de realizar manifestaciones, emitir comentarios, opiniones o señalamientos sobre temas electorales, en especial respecto de aspirantes a algún cargo o fuerzas políticas (…) y se ajuste a los principios constitucionales de imparcialidad y neutralidad

Asimismo, el INE estableció que en un plazo no mayor a 24 horas a partir de la notificación, deberán eliminarse o modificarse las publicaciones audiovisuales y versiones estenográficas de su conferencia en las que mencione a Gálvez.

Las críticas del mandatario contra la senadora, una de 13 aspirantes que buscarán la candidatura presidencial del bloque opositor Frente Amplio por México – la cual se definirá en dos meses mediante encuestas y una consulta ciudadana-, arreciaron a partir del 3 de julio, cuando afirmó que la senadora sería la seleccionada por la “oligarquía” y la dirigencia de los partidos tradicionales para participar en los comicios presidenciales del 2024.

López Obrador descartó que sus comentarios contra la senadora violen las regulaciones y alegó que el proceso electoral no se inicia hasta septiembre, pero afirmó que “si está de por medio la justicia y la democracia, pues vamos a tener que seguir hablando”. La constitución establece que los medios, la publicidad y las relaciones públicas del gobierno solo deben usarse con fines informativos o educativos, no a favor o en contra de ningún político.

No es la primera vez que las autoridades electorales sancionan a López Obrador. La semana pasada, el Tribunal Electoral Federal determinó que el mandatario violó las normas que prohíben el uso de recursos del gobierno en las campañas, en relación con los comentarios que hizo durante el periodo previo a las elecciones de junio pasado en los estados de Coahuila y México.